REAL MADRID

Bale, entre United y Tottenham

El agente del jugador hace fuerza para que el Madrid acepte la propuesta del Tottenham, que no paga traspaso. El Madrid no descarta al United.

El guion del caso Bale dio en la noche del martes un giro inesperado. Cuando todas las informaciones aparecidas en Inglaterra apuntaban a que el galés estaba en la órbita del United, el agente del jugador, Jonathan Barnett, dio la última vuelta de tuerca bien entrada la noche admitiendo en la BBC galesa que estaba en conversaciones con el Tottenham. Después de esa declaración, una voz autorizada del Real Madrid admitía que el United sigue siendo una opción. Así que el futuro de Bale se debate entre estos dos equipos, buena noticia en cualquier caso para la entidad blanca, ya que el jugador, que tiene dos temporadas más de contrato, cobra 15 millones de euros netos por campaña y no cuenta para Zidane.

Este periódico tuvo oportunidad de tener una larga conversación con el agente del jugador, Jonathan Barnett, en la mañana del martes. Para entonces, la prensa inglesa estaba inundada de informaciones que hablaban de la posibilidad de que Bale fuera cedido una temporada al United. Sólo la ESPN apuntaba el interés del Tottenham en el jugador. En esa conversación con AS, Barnett negaba rotundamente que el United fuera una posibilidad para Bale, y tampoco el Tottenham, y afirmaba que ninguna de las dos entidades se había puesto en contacto con él. Sin embargo, por primera vez, abría claramente la puerta a la salida del jugador: "Aunque la gente no lo crea Bale es feliz con su vida en Madrid. No le importa el dinero. Si algún equipo puede mejorar su situación sólo tiene que llamarnos y hablar de manera honesta y seria".

A esa hora, en la mañana del martes, si hay que creer al agente de Bale, nadie había llamado a la puerta del jugador. Al parecer sí a la del Madrid, había sido el United, que ya tenía sondeada la posibilidad de hacer la operación en el marco de las conversaciones que estaba teniendo por Reguilón (por el que, por cierto, también negociaba el Tottenham).

El giro.

En torno a las nueve de la noche de ayer aparecieron unas escuetas declaraciones del agente Barnett en 'BBC Wales Sport': "Gareth sigue amando al Tottenham. Es donde quiere estar. Estamos hablando...". Siendo la BBC un medio eminentemente audiovisual (radio y televisión), no había sonido de sus palabras. Pero el propio agente confirmó sus declaraciones a este periódico.

El Madrid, aún en ese momento, no descartaba que la operación se pudiera hacer con el United, pero las palabras de Barnett dejan a las claras cuál es la elección del jugador. Sigue manteniendo su casa en un barrio exclusivo del este de Londres (de su época en el Tottenham), conoce la ciudad, el club y prefiere ese destino a Mánchester (que parecía estar muy en sintonía con el Madrid). Por otro lado, la relación de Barnett y Levy, presidente del Tottenham, es excelente, ambos personas notables de la comunidad judía londinense. No en vano, Barnett dejó allí el traspaso más caro de la historia hasta 2013, 101 millones de euros. Ahora, todo apunta a un regreso...