RAYO VALLECANO I ENTREVISTA AS

Iraola: "A Rayo y Athletic les une el sentimiento de identidad"

Andoni Iraola (Usúrbil, Guipúzcoa, 22-6-1982) se estrenará oficialmente como técnico del Rayo en Son Moix. El histórico jugador del Athletic apuesta por la verticalidad, la presión alta... para una nueva etapa en Vallecas, donde llega tras brillar al frente del AEK Larnaca y del Mirandés.

Iraola da instrucciones en un entrenamiento.
@RayoVallecano

Andoni Iraola aplica en el banquillo aquello que le hizo destacar como defensa: ilusión, trabajo... Esa será su brújula para alcanzar el ascenso con el Rayo. Un buen reto para seguir creciendo.

—¿Qué sensaciones le deja la pretemporada?
—Positivas, sobre todo en cuanto a predisposición. Veo al grupo receptivo, con ganas de trabajar. Me lo han puesto bastante fácil. Me gustaron, especialmente, los dos primeros amistosos, los disputados contra Eibar y Leganés. Han absorbido bien los conceptos que queríamos recalcar.

—Se ha visto presión alta, verticalidad, solidez atrás, importancia de las bandas…
—Sí. Queremos pasar más tiempo en el campo contrario. El Rayo tiene mucha posesión, pero trataremos de trasladarla a zonas más trascendentes. Y también buscamos ser un equipo equilibrado para reducir los goles en contra.

—Háblenos de Fran García, el único fichaje.
—Nos dará profundidad por la banda izquierda. Con su velocidad puede llegar muchas veces arriba. No conoce la categoría y deberá adaptarse rápido para no pagar ese peaje. Es joven y tiene un gran futuro.

—¿Habrá algún fichaje antes de Son Moix?
—No sé. En ese sentido van las cosas despacio. El mercado se está moviendo más tarde. Tenemos bastantes deberes por hacer y se trata de acertar.

—Se necesita otro lateral, un extremo y un delantero.
—En esas demarcaciones tenemos nuestras preferencias, pero yo no hago números ni llevo las negociaciones. El club debe decir hasta dónde puede llegar. Sí me preocupa el perfil del jugador que venga, quiero unas determinadas características. La dirección deportiva lo ha entendido y trabaja en ese sentido.

—¿Y cuántas salidas habrá?
—Estarán en función de la cantidad de convocados y cambios que se puedan realizar (23/5). Eso condiciona el número de jugadores total de la plantilla, pero hay salidas que se producirán.

—¿Qué papel tendrá la cantera?
—Me hubiera gustado tener algún amistoso más para verles. Las oportunidades están ahí, los jugadores se las tienen que ganar y nosotros decidiremos si tienen el nivel suficiente. En líneas generales, los jóvenes me han sorprendido porque te pueden dar más opciones de las que pensabas en un principio.

—No ha sido una pretemporada fácil para algunos de esos chicos, como Joni Montiel, Mario Hernández, Sergio Benito… ¿Cómo lo ha gestionado?
—Evidentemente afecta al día a día. Ya se me informó, antes de venir, del tema de Montiel. Parecía que se arreglaría de un día para otro y, al final, ha costado más tiempo del que pensábamos. Esos días de preparación le hubieran venido fenomenal. Son aspectos sobre los que no tienes responsabilidad directa, pero que afectan al equipo.

—Otro contratiempo están siendo los positivos…
—Cada vez que veo una llamada del doctor me espero cualquier cosa... Estás en todo momento pendiente de los test. Hemos tenido casos y que adaptar, día a día, los entrenamientos. Los positivos nos han afectado en la preparación y en el debut liguero.

—¿Dimitrievski y Trejo no llegarán al partido ante el Mallorca?
—Es difícil que lo hagan. Y hay otros casos, al margen del COVID, como Pozo, Bebé o Montiel, que no están a pleno rendimiento. Puntualmente podemos usarlos de ayuda.

“Posesión en una zona más trascendente y equilibrio atrás”

CONCEPTOS

—¿Y cómo va la recuperación de Ulloa y Alberto?
—A Ulloa le queda un tiempo, como a Bebé. Están en la recta final. El tema de Alberto es más complejo. Tiene una lesión seria y su situación es bastante más complicada.

—Otra vez jugarán sin público.
—Así el fútbol no es ni parecido, es un sustitutivo. Y el Rayo es uno de los más perjudicados al no poder contar con su gente y ese ambiente de Vallecas.

—¿Qué le está llamando la atención del club?
—Muchas veces es noticia por cosas negativas y hay aspectos que solucionar, pero me quedo con lo que veo dentro: grandes profesionales. Estoy encantado de poder trabajar junto a ellos.

—Con usted llegan Unai Mendia, de segundo, y Pablo de la Torre, de preparador físico…
—Es gente de mi edad y preparada. Me conocen muy bien y saben lo que quiero. Muchas veces son los confidentes de los jugadores y saben lo que me deben contar y lo que no (risas). Tener personas de confianza es necesario en este oficio.

—Con sólo 38 años ya ha destacado en los banquillos del AEK Larnaca y del Mirandés.
—Todavía tengo mucho que aprender. Este proyecto me genera ilusión. El Rayo siempre me ha parecido un equipo súper atractivo y con una personalidad propia.

—¿Cuál es el objetivo?
—Más de la mitad de los equipos de Segunda soñamos con el ascenso... Aunque los favoritos, por presupuesto, son los recién descendidos de Primera. Y a nivel personal, que la gente del Rayo se sienta identificada y orgullosa con lo que ve en el campo. En el oficio de entrenador no puedes hacer planes ni a medio plazo (risas). Sólo a cortísimo. Más de la mitad de los técnicos que vamos a empezar esta temporada no la vamos a acabar.

—¿Se sufre más siendo entrenador?
—Yo diría que se disfruta más siendo jugador. El fútbol está hecho para ellos. No hay nada como jugar, pero como eso ya no se puede hacer…

—Rubén Castro, Nino… ¡por edad aún podría!
—Bueno, me tendría que quitar unos kilos de encima (risas). No, ya no estamos para muchos trotes. Ahora les toca a otros. Rubén Castro, Nino… son unos privilegiados. Las excepciones.

—¿Ve similitudes entre Athletic y Rayo?
—Sí, sobre todo en cuanto al sentimiento de identidad. La gente que es del Rayo lo es sólo del Rayo. Igual que pasa con el Athletic.

—Si pudiera fichar a un jugador del Athletic, ¿a quién traería?
—Hay buenas opciones. Tiene buena defensa, pero me quedaría con Williams. Es el más diferente. Aunque ya te digo yo que no nos llega (risas).

“Cuando veo una llamada del doctor me espero cualquier cosa...”

POSITIVOS

—¿Sueña con volver a casa y dirigir al Athletic en el futuro?
—Nuestras carreras no tienen por qué coincidir. Cada cual debe hacer su camino. Además, soy amigo de Gaizka (Garitano). Le deseo que continúe muchos años y le sigan saliendo las cosas tan bien.

—¿Cómo han sido estas primeras semanas en Vallecas?
—Estos días estoy, sobre todo, en la Ciudad Deportiva porque hay mucho trabajo por hacer. Las mascarillas ayudan mucho de cara al anonimato, pero la gente que me ha reconocido ha sido muy amable. A ver si conseguimos traducir su ilusión sobre el césped.