DEPORTIVO

La demarcación de lateral del Deportivo, un rompecabezas

En la izquierda está sólo Salva Ruiz, en la derecha hay tres y todo en el aire. Valentín, que mira a Lugo, no se entrena. Bóveda en la órbita del Tenerife y Valín como futuro.

Fernando Vázquez hablando con Bóveda.
Jesus Sancho / Sanchofoto Diario as

El verano que ha vivió el Deportivo por culpa del Caso Fuenlabrada ha perjudicado mucho la planificación de la plantilla para la temporada 2020-21. Hay posiciones que están muy avanzadas, pero otras en pañales. La portería, tras el fichaje de Carlos Abad y Lucho García, está cerrada. En el eje de la zaga ya están Somma, Borja Granero y Mujaid. Si el canterano sale, algo nada descartable, se fichará otro central. En la media, pendientes de Uche Agbo, se ha avanzado con el regreso de Borges y en el ataque está Beauvue tras el sí del gudalupeño, se espera la respuesta de Keko y el extremo sevillista Lara es objetivo.

Donde las certidumbres son mucho más escasas es en el puesto de lateral, donde todavía debe haber varios movimientos, sobre todo en el derecho. La pasada semana se confirmó la marcha de David Simón al Cartagena, pero el overbooking continúa. Una plaza parece segura para el canterano Jorge Valín, que ocupará una de las seis fichas Sub-23. Para acompañarle Fernando Vázquez tiene dos jugadores más: Eneko Bóveda y Gerard Valentín. El puesto parece que será para el vasco, pero desde Tenerife apuntan que existe interés en contratarlo.

Más complejo es el caso de Gerard Valentín. Al carrilero catalán le queda un año de contrato y su deseo es fichar por el Lugo, donde jugó cedido la pasada temporada. Sin embargo, la postura de Tino Saqués con su apoyo inequívoco a Tebas en el Caso Fuenlabrada ha colocado a Fernando Vidal en una complicada situación de cara a su afición, que no entendería su marcha al club albivermello tras las declaraciones de su presidente. Valentín, que también tiene oferta del extranjero, sigue en A Coruña, pero lleva sin entrenarse con sus compañeros desde la semana pasada.

Más sencillo, pero todavía sin resolver, es la situación en la banda izquierda. Fernando Vázquez cuenta con un jugador de sobrada solvencia como es Salva Ruiz, pero con problemas recurrentes de lesiones. El valenciano, tras la marcha de Luis Ruiz, es la única pieza que hay en la plantilla para esa demarcación. La idea del club es reforzarse con un jugador profesional y uno de los nombres que está sobre la mesa es el de Héctor Hernández, que militaba en el Numancia y es jugador libre tras terminar contrato.