INGLATERRA

El Newcastle recurrirá la negativa de la Premier a ser vendido al grupo inversor saudí

Su actual propietario, Mike Ashley, ha tomado esta decisión ya que entienden que la Premier "no ha actuado apropiadamente en relación a este asunto".

El Newcastle recurrirá la negativa de la Premier a ser vendido al grupo inversor saudí

El Newcastle ha confirmado este miércoles, por medio de un comunicado, que recurrirá la decisión de la Premier League de vetar la venta del club al grupo inversor de Arabia Saudí. Su actual propietario, Mike Ashley, ha dicho entender la frustración de los aficionados por no poder embarcarse en el nuevo proyecto, y ha dejado claro que agotarán todas las opciones legales a su alcance para que el acuerdo llegue a cristalizar.

“El Newcastle United puede confirmar que la Premier League ha rechazado la oferta de compra presentada por PCP Capital Partners, el grupo Reuben Brothers y el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí (PIF) en base a la evaluación de sus propietarios y su director”, explicaba el club del norte de Inglaterra. “Este veredicto ha sido alcanzado a pesar de que el club ha provisto a la Premier League de una gran cantidad de pruebas y opiniones legales que aseguran que el PIF es independiente y autónomo del gobierno de Arabia Saudí”.

De hecho, el club quiso ir más allá y anunció el inminente recurso. “El club y sus propietarios no aceptan la decisión tomada por el director ejecutivo de la Premier League, Richard Masters y por la Premier League, y no creen que se haya actuado apropiadamente en relación a este asunto, por lo que considerarán todas las opciones disponibles al respecto”, añadían. “Mike Ashley entiende la frustración de sus aficionados y quiere asegurarles que está completamente comprometido para conseguir que complete el proceso al creer que es lo mejor para los intereses del club. Mike sigue brindando todo su apoyo al entrenador, Steve Bruce, a los jugadores y al personal, y les desea lo mejor para la próxima temporada”.

A finales de julio, el propio grupo inversor anunciaba que retiraba su oferta de compra sobre el Newcastle por las dificultades que estaba presentando la operación de cara a la postura de la Premier. En Inglaterra, además, existe cierta oposición a la venta de sus clubes a Estados que se considera que no respetan los derechos humanos pues, como asegura Amnistía Internacional, puede tratarse de una manera de blanquear su imagen a escala internacional.