REAL MADRID

Nadie puede pagar a Bale el sueldo que tiene en el Madrid

El galés no tiene ofertas a día de hoy. El Tottenham de Mourinho le quería pero no puede permitírselo. La MLS parece la única salida.

Los rumores del interés del Tottenham de Mourinho, los que hablan de una vuelta a sus orígenes de Bale, son cada vez más fuertes. La situación exige un sondeo al entorno más directo del delantero. “¿Cómo podría el Tottenham permitirse a Bale?”, nos dicen. Esta fuente tan próxima al jugador extiende el razonamiento al resto de las entidades de Europa y, aunque Bale aún alberga la esperanza de que la MLS acuda a su rescate, la realidad es que nadie puede hacerse cargo del sueldo del jugador, que en sus dos últimos años de contrato sobrepasa claramente los 15 millones de euros netos. Al Madrid le supone 30 millones (brutos) al año.

La situación de Bale se ha enquistado. “Nada ha cambiado”, nos dice esta fuente autorizada. “Bale es feliz y bien en el Madrid”. Caso omiso, por tanto, al mensaje lanzado por Zidane, que dejó de convocar al futbolista en los últimos partidos del campeonato de Liga, y pelillos a la mar por lo sucedido en la vuelta de la eliminatoria ante el City, en la que fue el propio Bale el que pidió no viajar.

El deseo de Mourinho de entrenar a Bale, según ha podido saber este periódico, es real. Pero no será posible. El Real Madrid tuvo la mejor oportunidad de vender a Bale en el verano de 2017, cuando el propio Mourinho entrenaba al United y pidió su contratación públicamente. “Si no hablas no puedo comprarte”, llegó a susurrar en un túnel de vestuarios el propio Mou a Bale. En ese momento, el mercado estaba claramente inflacionado... Ese fue el verano en que Mbappé también estaba en venta. Pero el francés, con 18 años, estaba pidiendo 12 millones de euros netos de sueldo, lo que (para un jugador entonces de su juventud y sin méritos) habría roto la escala salarial de la entidad blanca.

Fue ya el verano pasado cuando llegó la segunda oportunidad del Madrid de desprenderse de Bale. En este caso, sin que el traspaso dejara un solo euro en las arcas de la entidad. A toro pasado se ha demostrado que era una buena operación. Al Madrid le quedaba por pagar al futbolista 90 millones de euros (en tres años) y eso es exactamente lo que se habría ahorrado. Finalmente, el Jiangsu Suning (que iba a convertir a Bale en el futbolista mejor pagado del mundo) se echó para atrás cuando el Madrid pidió dinero por la operación.

A día de hoy, con Bale contado los 31 años y con su historial de lesiones (sólo ha podido jugar el 40% de los minutos desde que llegó al Madrid en el verano de 2013 por 101 millones de euros), para la entidad blanca podría ser una quimera encontrar un destino para el jugador. No se pierde la perspectiva, incluso, de que tenga que abonar parte del sueldo para ahorrarse la mayor parte del mismo. Zidane no cuenta definitivamente con él.