ATLÉTICO DE MADRID

Oblak: o cláusula o nada

El Atlético remite a sus 120 millones cuando se habla del futuro del esloveno. El club ya se hizo valer con Lucas, Griezmann o Rodrigo. El cancerbero se fue frustrado a sus vacaciones.

Madrid

El Atlético está de vacaciones y el verano parece que será tranquilo en el club madrileño. La plantilla rojiblanca no variará mucho a la de esta temporada, aunque un futbolista es objeto de deseo de los principales clubes europeos: Oblak. El cancerbero del Atlético tiene un gran cartel en la Premier, el Chelsea está muy atento a la situación del esloveno, y en Francia el PSG también ha sonado como una opción de futuro para el portero del Atlético. En la entidad del Wanda Metropolitano el mensaje es muy claro: el que quiera a Oblak tendrá que pagar su cláusula. El precio del cancerbero es de 120 millones de euros, una cifra que parece complicada de pagar y más en estos tiempos de dificultades económicas para la mayoría de clubes.

El Atlético se hace fuerte. Para llegar a esa cláusula tuvo que negociar y subir la ficha del futbolista en alguna ocasión. Para el Atlético Oblak no está en el mercado. Lo mismo sucede con algunas de las principales figuras del equipo: Giménez, Saúl, Thomas... El Atlético sabe que cuando pregunta por algún futbolista el precio que le piden es desorbitado y no piensa facilitar a nadie la salida de ninguna de sus estrellas. El club español ya tiene experiencia a la hora de hacer valer sus derechos y mantener a sus jugadores. En esta ocasión, y llegado un hipotético interés real por Oblak, tampoco va a ceder. Los útimos casos más reseñables y significativos fueron los de Lucas, Griezmann y Rodrigo. Por Lucas el Atlético sacó 80 millones; la salida de Griezmann al Barcelona dejó 120 y Rodrigo se marchó al City, quien tuvo que pagar 70 millones. Oblak tiene contrato con el Atlético hasta junio de 2023 y su valor de mercado ahora mismo es de 80 millones.

Oblak se marchó de vacaciones mandando un enigmático mensaje a su afición. No es la primera vez que lo hace. El portero ya está descansando y se encuentra frustrado por no haber logrado ningún título esta temporada. Para el cancerbero la campaña ha resultado decepcionante y tiene alguna duda con respecto al proyecto deportivo del Atlético. Oblak dejó un mensaje de reflexión para este tiempo vacacional. No es el único que entiende que el equipo debía haber dado un paso al frente esta temporada. A la vuelta de las vacaciones, el día 3, habrá que ver si sigue mandando esos mensajes o entiende que aún puede ganar mucho de rojiblanco.

Para el club hay Oblak para rato. Aunque la política de fichajes de Berta para la portería ha cambiado. Como segundo portero ha fichado a Ivo Grbic, un cancerbero joven, de 24 años, bueno, con cualidades... y muchos años por delante. El croata firmó por cuatro temporadas y la intención es que vaya rodándose esta temporada a las órdenes de Simeone. Atrás quedó la política de fichar porteros ya veteranos como Moyá o Adán. Aunque la apuesta de la entidad es sencilla: Oblak es el mejor y juega en el Atleti.