SEVILLA

Diego Carlos: "Soy guapo, buena persona... y doy alguna patada"

El central del Sevilla, uno de los pilares del éxito nervionense y descubrimiento de Monchi, habla para As: "Me fijo en Thiago Silva y en Puyol, que era un caballero".

El central del Sevilla Diego Carlos revela que sus modelos son Thiago Silva y Puyol y que hace falta "fidelidad y amor a los colores" en el mundo del fútbol
SEVILLA FC / ALEX COBRETI

Manchester United. Se dice pronto. ¿Da algo de miedo?

Miedo nunca. El respeto que debemos tenerle a un club histórico, que ha ganado muchas cosas. Pero el Sevilla también ha conseguido títulos estos años, cinco de Europa League. Así que supongo que el respeto será mutuo.

Vaya marrón tuvieron que comerse con Adama Traoré ante el Wolverhampton.

Ya sabía que tenía mucha velocidad y una gran potencia de arrancada, pero en esa primera jugada del penalti nos sorprendió. Traoré es rapidísimo. Después de aquello, tanto Koundé como yo supimos controlarle.

Dicen que penalti parado, penalti bien hecho.

Los defensas no queremos hacer penaltis pero hay momentos en los que tienes que arriesgar. Traoré es un velocista y por muy poco no toqué la pelota. Luego, Bono hizo una gran parada y nos salvamos.

Se compenetra bien con Koundé. ¿Qué opina de él?

Tenemos mucha comunicación en el campo, y eso es fundamental. Jules crece cada partido que pasa: juega bien con los pies, es rápido y va genial de cabeza. Además es humilde y buena persona.

Los antiguos dicen que no quieren centrales que sean guapos y buenas personas porque nunca dan una patada.

(Risas) Yo soy guapo, buena persona y a veces doy alguna patada. Ya en serio: tenemos que ayudar a los compañeros y a la gente, y respetar a los adversarios. La agresividad no es igual que ser malo.

Patadas no se le ven muchas. Lo que sí se le ha visto es un pase largo increíble. ¿La golpea tan fácil como parece?

Todos los compañeros me preguntan eso, si me resulta fácil. Y difícil no es. Desde que empecé a jugar al fútbol me encanta golpear en largo y fuerte, y también tirar a portería, y no voy a cambiar esas cualidades.

¿Y esos músculos? Hace un año decía que casi no iba al gimnasio ¿Sigue igual?

Lo mío es natural y siguen sin gustarme los gimnasios. Pero en fútbol hay jugadores muy rápidos y debemos prepararnos para todo.

¿Está usted preparado para un gran equipo? ¿Pagará alguien su cláusula de 75 millones de euros?

Yo no me pongo precio, lo ponen los clubes. A mí me encanta proteger a mi equipo y ser fiel. Creo que el fútbol necesita fidelidad y amor a los colores siempre, y tener mucho orgullo.

Gran modelo de vida. ¿Tiene algún modelo como central?

Mi referente es Thiago Silva. Un capitán con mucha calidad. El otro que siempre me ha encantado es Puyol, que no daba nunca una pelota por perdida y además era noble, un caballero sobre el campo.

Lleva ya más de un año en Nervión. ¿Qué le ha sorprendido?

Sobre todo, el grupo que tenemos. Algunos amigos míos creían que en equipos como el Sevilla, tan grandes, las relaciones en el vestuario iban a ser diferentes... pero somos una auténtica familia.