ESPANYOL

El futuro de Víctor Sánchez está más lejos que cerca de Cornellà

Aunque al jugador le queda un año más de contrato, el club busca fórmulas para su rescisión y el capitán también haría un esfuerzo.

Víctor Sánchez.
GORKA LEIZA

Pese a contar con una temporada más de contrato, después de su renovación en 2017, Víctor Sánchez tiene muchas opciones de abandonar el Espanyol esta misma pretemporada. Esa es la intención de ambas partes y bajo esa premisa han transcurrido las conversaciones durante estas vacaciones, en la búsqueda de una solución que satisfaga a todos.

Para el Espanyol, en plena remodelación salarial, el contrato del mediocentro catalán representa también un problema, como ocurre con otros jugadores que están por encima de la media que pretende tener la dirección deportiva. El de Rubí tiende la mano para llegar a una rescisión pactada, aunque por el momento no se han concretado las cantidades y deberán seguir negociando.

A sus 33 años (los cumplirá en septiembre), el mediocentro entiende que está ante su última etapa profesional y que ya la pasada temporada no fue un jugador de peso sobre el césped, al jugar el 40% de los minutos, la mayoría de ellos en la primera parte de la temporada. Ya con Rubi el año anterior disputó incluso 400 minutos menos.

De hecho, el Espanyol está focalizando sus esfuerzos en reforzar el mediocampo con las llegadas de Fran Mérida, Keidi Bare y otro jugador, teniendo en cuenta que futbolistas como Sergi Darder, Marc Roca y David López, al margen de Víctor Sánchez, tienen muchos números de dejar la plantilla. La posible rescisión del de Rubí no se antoja que sea la última de un jugador con contrato o que haya renovado recientemente.