LIVERPOOL

El día que Peter Lim pudo comprar el Liverpool

Peter Lim vive días complicados como máximo accionista del Valencia, pero en 2010 estuvo muy cerca de adquirir el Liverpool de la Premier League Inglesa.

El día que Peter Lim pudo comprar el Liverpool

Peter Lim vive estos días uno de los momentos más críticos a nivel público desde que llegó al Valencia en octubre de 2014 tras las informaciones que colocan a Francis Coquelin y Dani Parejo en el Villarreal por unas cantidades muy lejanas a las que marca el actual mercado de fichajes.

Los despidos masivos de empleados, el adiós de Mateu Alemany y Marcelino, la mala temporada deportiva del equipo, la parálisis del Nou Mestalla y las últimas decisiones en materia de ventas de jugadores como Ferran Torres, Coquelin o Parejo han hecho estallar al valencianismo contra el máximo accionista del club.

La situación del empresario singapurense vive un momento delicado en la capital del Turia, pero en 2010 pudo escribir una etapa diferente en Inglaterra cuando estuvo muy cerca de adquirir en propiedad al Liverpool.

El club de Anfield vivía un momento delicado a nivel económico e institucional y tuvo que acudir al capital extranjero como solución viable para que el proyecto siguiera adelante. Dos grupos empresariales pujaron fuerte a nivel oficial por adquirir el histórico club británico: Fenway Sports Group y Meriton Holdings. Finalmente, tras meses de estudios y negociación, el Royal Bank of Scotland decidió en favor del grupo estadounidense por una cantidad cercana a los 300 millones de libras, quienes todavía siguen a los mandos de un Liverpool que se ha convertido en uno de los clubes más poderosos del mundo tanto a nivel deportivo como económico.

Aquella compra fue el primer paso del actual éxito de los Reds, pero la realidad es que Peter Lim estuvo muy cerca de ganar la puja, ya que tiempo después salió a la luz que el empresario de Singapur estuvo a tan sólo un voto de ganar. De hecho, se asegura que llegó a ofrecer una oferta superior a la ganadora, llegando incluso a los 320 millones de libras. Un sólo voto que le privó de instalarse en el Merseyside y de haber escrito, quién sabe, una historia muy diferente tanto en Liverpool como en Valencia.

Peter Lim aseguró en su propuesta que llegaría para “poner a disposición del Liverpool todos los recursos necesarios, dinero para fichar jugadores competitivos, sanear las cuentas económicas del club y potenciar la marca institucional para crear un proyecto sólido y estable a medio-largo plazo”. Un discurso que en Valencia, seguramente, sea conocido y sepan, a su vez, cómo ha acabado todo desde su llegada a Mestalla.

Años después, en 2014, Meriton Holdings adquirió 70'4% del Valencia, mientras que en 2019 adquirió el 40% del accionariado del Salford City (actualmente en League Two inglesa) junto a varios integrantes de la famosa 'Class of 92' del Manchester United tales como David Beckham, Ryan Giggs, Nicky Butt y Gary Neville. Dos adquisiciones que dejarían en el olvido el intento fallido de entrar de pleno en el Liverpool.

Peter Lim no vive los días más tranquilos desde su llegada al accionariado del Valencia. El valencianismo parece haber colmado el vaso de la paciencia tras las operaciones de Coquelin y Parejo, y el futuro del empresario singapurense presenta más dudas que nunca en la capital del Turia.