ESPANYOL

Moreno empezará sin fichajes, como Gallego el curso pasado

Una vez iniciada la pretemporada, aterrizó Bernardo e Iturraspe a los pocos días. Jugadores como Calleri llegaron a última hora de mercado.

Bernardo e Iturraspe, recién llegados al Espanyol.
EDDY KELELE

El Espanyol ha empezado las pruebas médicas este lunes y el miércoles se prevé, si no hay contratiempos, que Vicente Moreno empiece los entrenamientos. Y lo hará sin altas, con el grueso de los jugadores que compitieron la temporada anterior y quedaron en última posición de LaLiga. El retorno de los cedidos, el ascenso de tres jugadores del filial y las bajas de los que no han renovado son las únicas novedades.

No es un proceder nuevo en el Espanyol, que pocas veces logra configurar su plantilla antes de tiempo. De hecho, por sorprendente que parezca, Rufete, el director general deportivo, llegó a declarar la semana que finalizó la competición lo siguiente: "La idea es comenzar la pretemporada con un alto porcentaje de decisiones tomadas y ejecutadas"...

La temporada anterior no llegaron fichajes hasta que empezó a rodar el balón en la Ciudad Deportiva. El primero en anunciarse fue Bernardo Espinosa, el 6 de junio, dos días antes que Ander Iturraspe. Ambos pudieron disfrutar de la concentración del equipo en Navata. El 14 de julio llegó el tercero. Matías Vargas, quien levantó una gran expectación, fue el fichaje estrella del verano. Le siguieron Andrés Prieto, el día 19; Fernando Calero, el 9 de agosto; Sébastian Corchia, el 21; y Jonathan Calleri, que llegó el día 26.

La planificación deportiva fue deficiente y la plantilla no rindió al nivel esperado, por lo que en enero tuvieron que llegar otros cuatro futbolistas: Raúl de Tomás, Leandro Cabrera, Oier Olazábal y Adrián Embarba. Un año más, y en esta ocasión también por las vicisitudes del mercado, la plantilla se confeccionará a cámara lenta.