REAL MADRID

Vinicius no se rinde

Aunque estaba seguro de que no sería titular en el Etihad, sí esperaba jugar. Se va de vacaciones pensando en convencer a Zidane... y sin llamadas de fuera.

No ha sido este, desde luego, el final de temporada soñado para Vinicius (20 años). El brasileño, que en su segundo curso de madridista, igual que en el primero, ha vivido en una montaña rusa, se va de vacaciones triste por la eliminación de su equipo en la Champions y por no haber tenido siquiera la oportunidad de ayudar en el campo a remontar el 1-2 a favor del City. En la ida, en cambio, había sido titular y el más influyente de la noche, además de asistente en el 1-0, hasta que con ese marcador Zidane le sustituyó.

En la dirección deportiva, donde Vinicius tiene muchos defensores, especialmente Florentino Pérez, también dejó un mal sabor de boca el hecho de que ni siquiera calentara en Mánchester. El carioca, no obstante, intuyó a lo largo de la semana que no sería titular. Observó, especialmente en las sesiones previas al duelo, que Hazard se entrenaba bien, sin aparentes molestias pese a que de ninguna forma podría alcanzar su 100% físico este mes. Además, Vini era y es consciente de que el belga, un futbolista diferencial, por el que el Madrid ha pagado más de 100 millones de euros y una debilidad para Zidane, le lleva la delantera en la izquierda. Lo que sí le sorprendió fue ni calentar, una situación no contemplada en su cabeza.

Florentino, cariñoso con Vinicius en Valdebebas.

Esa decisión de Zizou no sólo pilló desprevenido a Vinicius. Enseguida el nombre del atacante fue tendencia en Twitter y en la rueda de prensa telemática posterior, en la que su entrenador fue preguntado por él en dos ocasiones. "¿Si me arrepiento? Cada uno puede opinar, es normal además, pero luego yo soy el entrenador. Sí, se podía cambiar antes, cambiar a otro jugador, pero eso no va a cambiar las cosas. Los cambios han sido esos", concedió en parte el técnico.

El Madrid no contempla ni la cesión ni la venta de Vinicius

Vinicius no se enfadó con Zidane, sino con la situación. El '25', y esto es tendencia total en la plantilla, siente tal admiración y respeto por él que se comió su desilusión y se fue a casa. Igual que Marcelo, veterano e incluso amigo del míster. O Rodrygo, del que no salió ni una mala palabra cuando fue temporalmente relegado al Castilla, justo antes del confinamiento. Todos señalan que Zidane es justo y acaba dando oportunidades.

Con todo, ni mucho menos el Madrid o Vinicius se plantean una cesión o una venta. Con 20 años aún, ha ganado tres títulos (Mundial de Clubes, Supercopa de España y Liga) y en esta 2019-20 ha sido el jugador 12 en minutos (1.817) para Zidane. Y el margen de mejoría es amplio. Ahora es tiempo de desconectar, salvo cambio de planes en el sur de España. No se esperan movimientos, al contrario que el verano pasado, por él. El PSG no llama desde 2019, como el Arsenal, y el último acercamiento fue del Chelsea, en noviembre, a través del club. La respuesta fue clara: "Vinicius no se vende". Y, por todo esto, Vinicius no se rinde.