GIRONA

El Girona fía su éxito en el playoff a su fortaleza en Montilivi

El conjunto rojiblanco es mucho más fiable en casa que a domicilio: ha sido el segundo mejor local y sólo Elche y Mirandés lograron vencerle.

El Girona fía su éxito en el playoff a su fortaleza en Montilivi

Francisco Rodríguez se está encargando de que su plantilla llegue al playoff de ascenso a Primera liberado mentalmente y al cien por cien física y tácticamente. El técnico es consciente de que el equipo rojiblanco ha vivido una temporada dura y extremadamente larga y su prioridad es inculcar al grupo inputs positivos. Y en el que más ha incidido es en la fiabilidad que ha demostrado durante todo el curso cuando le ha tocado jugar en Montilivi. Los números gerundenses en casa han sido para enmarcar, gracias a ellos están ahora a punto de disputar el playoff, y es que en Liga únicamente ha habido dos equipos capaces de ganarles en casa: Mirandés y Elche. Esta fortaleza es el principal arma rojiblanca en el playoff. Y es en Montilivi donde quieren cimentar su regreso a Primera. El éxito pasa por seguir mostrándose fiable.

En 21 duelos como local, el Girona obtuvo 47 puntos y ello le sirvió para erigirse en el segundo mejor local de la categoría. Tan sólo el campeón, el Huesca, sumó más (48). Pero si por algo ha destacado el conjunto rojiblanco este curso en casa es por su seguridad defensiva. Únicamente ha recibido 13 tantos en 21 partidos, el mejor en este aspecto. Pero claro, ofensivamente, teniendo en cuenta que hay jugadores como Stuani, tampoco le ha ido mal. Montilivi ha sido un quebradero de cabeza para los rivales y los rojiblancos solo se han quedado sin marcar en cuatro duelos: Elche, Mirandés, Alcorcón y Racing. El jueves, 27 días después del duelo ante el Cádiz, el fútbol regresará al feudo rojiblanco con el Almería como invitado. Será entonces cuando tocará dar el primer paso para alcanzar el objetivo de regresar a Primera.

Y obtener un buen resultado será vital porque a domicilio, el Girona es otro. Si en casa, en Liga, fue equipo de Primera, fuera se convirtió en uno de Segunda B. Sólo fue capaz de sumar 16 puntos (tres victorias, siete empates y 11 derrotas) en 21 duelos. Fue el cuarto peor equipo, superando a Ponferradina y a los descendidos Numancia y Racing. Este, sin duda, será el aspecto a corregir en el playoff. Seguir mostrando esos números haría que el ascenso fuera casi misión imposible.