LEGANÉS

El Leganés percibirá unos 15 millones de ayuda al descenso

El dinero se ingresará en cuatro plazos de unos 3,75 millones cada uno que se abonarán en septiembre, octubre, noviembre y diciembre. El pago no se puede diferir a otras temporadas.

El Leganés percibirá unos 15 millones de ayuda al descenso
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Es cualquier descenso de categoría un proceso traumático que, además del impacto emocional y deportivo, conlleva un importante impacto económico. Los ingresos televisivos se desploman y eso provoca contrastes presupuestarios que tensionan las economías de los clubes descendidos. Tanto, que en ocasiones han supuesto golpes mortales para la viabilidad de los conjuntos afectados. Por eso LaLiga creó un fondo de ayudas al descenso que, basado en múltiples factores, compensa el varapalo y de paso supone un incentivo para el retorno a la élite. Ayuda presupuestaria que, en el caso del Leganés, esta temporada supondrá, tal y como confirman en Butarque, en torno a 15 millones de euros de inyección, aunque se trata de un ingreso con asteriscos.

El primero y más relevante es que ese dinero no está ya en las arcas del Leganés. Es decir, LaLiga no ingresa esta ayuda apenas terminado un campeonato, sino que espera para repartirlo en los siguientes meses. Además, no se ingresa en un pago único, sino que se hace en cuatro partes distribuidas durante septiembre, octubre, noviembre y diciembre. Cada uno de estos plazos es igual que el anterior, es decir, que las ayudas al descenso se reparten en cuatro partes idénticas que, en el caso del Leganés, ascienden a 3,75 millones por abono.

El segundo asterisco es que esta cantidad se tiene que cobrar de manera obligatoria en una temporada, justo la siguiente a la pérdida de categoría. Se trata de un pago que no se puede aplazar a años posteriores o dividir en varias campañas. Se cobra el curso siguiente al descenso sí o sí y de una tacada sí o sí. Depende de los clubes, por tanto, su buena gestión y si invertirlo todo en una sola campaña (lo habitual) o distribuirlo en varios años (menos frecuente).

¿Cómo se calculan las ayudas al descenso de LaLiga?

Las ayudas al descenso de LaLiga se calculan utilizando múltiples factores que hacen compleja su definición definitiva y que priman, por encima de todo, el número de años que un equipo lleva en la élite. Por eso, por ejemplo, esta temporada el Espanyol podría romper la banca con cerca de 30 millones de ayudas al descenso.

Tal y como explica la publicación especializada 2PlayBook, cada club recibe un 20% de la factura media por retransmisiones cobradas en los últimos cinco años, un 5% de sus ingresos totales medios en los últimos cinco años (incluyendo plusvalías por traspasos), un 0,35% de los ingresos por televisión de Primera descontadas las obligaciones y un 0,035% de los ingresos netos por televisión de Primera por cada temporada que hayan militado en LaLiga de forma consecutiva hasta un máximo de 25 años.

Los otros ingresos del Leganés

En el caso del Leganés, esta ayuda al descenso le permitirá tener un apoyo económico notable que sumar al músculo financiero que ya potenció el curso pasado, cuando las ventas de En Nesyri y Braithwaite le permitieron sumar 32 millones de euros: 14 de los dos primeros pagos por En Nesyri y 18 de la cláusula de Braithwaite. El último pago por el traspaso del marroquí al Sevilla (6 millones) se ingresará en diciembre.

A ello hay que sumar que el balance de cantidades que le quedaban por ingresar a fecha 30 de junio era mayor (8-10 millones) que lo que debían a sus acreedores (6 millones) por operaciones de venta y compra de jugadores. Además el club espera poder hacer caja con la venta de algunos activos importantes, no tanto por deseo del Leganés, sino por petición de esos mismos futbolistas, que han solicitado no competir en Segunda.

En Butarque aceptarán vender, pero no a precio de saldo. El objetivo es tratar de recuperar las inversiones hechas en nombres como Jonathan Silva, Siovas, Omeruo o Arnáiz, aunque en algunos casos será complicado, bien por depreciación de los propios futbolistas o por su situación contractual.

Cabe recordar que el Leganés fue de los pocos clubes que, con motivo del parón, no aplicó recortes salariales a su plantilla profesional y pactó que, de jugarse todo el campeonato, el grueso de sus trabajadores del primer equipo percibiría el 100% de sus emolumentos, como así sucedió finalmente.