REAL MADRID

Mánchester deja muchas dudas en el proyecto del Madrid

De la euforia de la Liga se ha pasado a dudar de una plantilla envejecida y de la necesidad de fichar gol. Incluso a Zidane le costó decir que seguía...

De la euforia al mar de dudas. Así es el fútbol y eso es exactamente lo que le ha pasado al Real Madrid en 22 días, los que transcurrieron exactamente desde que empató ante el Villarreal para ganar su Liga 34 hasta que perdió en Mánchester para caer apeado de la Champions en octavos de final por segundo año consecutivo… El Etihad deja, de repente, muchos interrogantes en cuanto al proyecto de futuro del Real Madrid. Incluso a Zidane le costó decir claramente que seguiría la próxima temporada.

El principal y la madre de todos los problemas es que ahora se duda si con esta plantilla es suficiente, después de caer en octavos dos temporadas seguidas, para afrontar con garantías la Champions. Hay que tener en cuenta que el Madrid tiene muy complicado gastar dinero en fichajes por la crisis derivada del coronavirus. Los ingresos del club rondaban los 600 millones antes de la pandemia. Ahora, hay que esperar las cuentas para ver cuánto han caído, pero la previsión es que se hayan dejado de ingresar de 100 a 200 millones (y es muy difícil que la temporada que viene pueda entrar público al estadio). Además, pronto hay que empezar a hacer frente al pago del préstamo para la reforma del Bernabéu. De momento, el club ha cogido aire con la venta de Achraf al Inter, que ha supuesto 40 millones de euros.

La idea del Madrid a día de hoy es no hacer contrataciones. Y en cuanto a la vuelta de los cedidos ya se han despejado muchas dudas, como que Odegaard seguirá en la Real y Ceballos en el Arsenal. De hecho, sólo parece que vaya a volver Lunin para ser suplente de Courtois, pues si surge una buena oferta por Reguilón, que no tiene muy buen feeling con Zidane, también se aceptaría.

No todo son malas noticias. El final de temporada de Militao da un poco de aire en la parte de atrás, pues antes de la pandemia se barruntaba que el Real Madrid necesitaba fichar un central. Si Nacho se queda (termina contrato en 2022 y podría querer salir para buscar más minutos) no hará falta ese gasto. También se puede echar mano de Vallejo (cedido este año en el Granada).

La falta de gol es alarmante.

Los problemas son más evidentes en la parte de arriba. Falta un matador, y el gol sigue estando muy caro en el mercado. Parece que el Real Madrid quiera hacer frente a una operación de gran calibre en estos tiempos de incertidumbre y sólo un verano después de haber gastado 60 millones de euros en Jovic. Pero los tres goles que ha marcado Asensio y el único tanto de Hazard son claramente insuficientes para contrarrestar los 50 que marcaba Cristiano de media por campaña. Esa era la idea del club y, de momento, no se ha materializado.

Hazard es la otra gran duda que definitivamente dejó el partido de Mánchester. Tras la operación en el tobillo que ya había sufrido una cirugía anterior en su etapa en el Chelsea hay una cierta incertidumbre sobre las prestaciones que podrá dar en el futuro. Después del largo parón por la pandemia siguió teniendo molestias y no pudo jugar la parte final de la Liga. Pero es que tras otro descanso de 20 días, terminó el partido del Etihad con hielo en esa zona. Algo va mal ahí. El jugador franquicia (hasta que Mbappé se ponga a tiro), que costó 100 millones, tiene 29 años y debía estar en la plena madurez de su juego.

Dos errores de Varane parecen haber dado la vuelta a la tortilla en un Madrid que terminó la Liga eufórico y que tiene varios jugadores importantes que pasan de la treintena como Ramos, Marcelo, Modric, Kroos o Benzema. De momento se h marcado como prioridad conseguir que Bale y James salgan. Ellos dos se llevan 25 millones de euros netos (50 brutos) en sueldos por temporada.