JUVENTUS

La Juventus despide a Sarri

Tras una temporada decepcionante, en la que el fútbol juventino no ha sido espléndido, y, sobre todo, la tempranera eliminación en la Champions, acaban con el técnico.

Andrea Agnelli ayer había anunciado que "en un par de días" se tomaría la decisión sobre el banquillo de la Juventus. Al final, hicieron falta menos de 24 horas: Maurizio Sarri, a partir de este sábado dejará de ser el técnico de la Vecchia Signora, tras el comunicado oficial de la Juventus. Una decisión absolutamente inevitable, tras una temporada que no se puede definir desastrosa por un scudetto llegado gracias a la falta de continuidad de los rivales y con los peores números de los últimos años. La eliminación con el Lyon ha sentenciado al italiano, que atacó dos veces a los periodistas definiendo "ofensivas" las preguntas sobre su futuro, que según su versión no podía depender de un partido. Estaba muy equivocado: el ex del Nápoles solo podía salvar su puesto con una maravillosa Champions, y en cambio abandonó la competición en los octavos ante el rival más asequible del sorteo. Una campaña europea que Agnelli definió "decepcionante", quedándose muy corto.

El presidente tiró la casa por la ventana para hacerse con los servicios de Cristiano y romper el gafe con la Orejona, y tras haber salido en los cuartos hace un año con el Ajax, se llevó otro gran disgusto. A los malos resultados en las copas (la Juve cayó también en la Supercopa con la Lazio y en la final de Copa con el Nápoles), se sumaron las dudas por un juego que se esperaba brillante y que nunca se ha visto, perdiendo además la solidez defensiva que siempre fue el sello de los turineses (43 tantos encajados en 38 jornadas, peor dato desde 1962 para un campeón de Italia).

Ahora, la Vecchia Signora ha empezado los contactos para su sustituto: el gran sueño era convencer a Zinedine Zidane, que dejó en el aire su continuidad en el Madrid hace un par de semanas, los objetivos más asequibles eran Mauricio Pochettino y Simone Inzaghi, para el que se tendría que negociar con la Lazio. También suena el posible regreso de Max Allegri, al que prácticamente todos los juventini ya añoran tras haberle criticado a pesar de conquistar cuatro dobletes (Scudetto-Copa) y dos finales de Champions. Pero el elegido es otro mito de la Juventus, Andrea Pirlo, que iba a llevar las riendas del equipo sub-23. Mientras tanto, Sarri tendrá que “contentarse” con los seis millones netos que percibirá hasta 2022. En el fondo, su objetivo lo ha cumplido: hace dos años, dijo que para él había llegado "el momento de enriquecerse”….