CHAMPIONS LEAGUE

Mucha gesta y poco premio para Cristiano

Desde que llegó a Turín, Cristiano Ronaldo es el único juventino que ha marcado en eliminatorias europeas. No han llegado a semifinales. El año pasado les apeó el Ajax.

Mucha gesta y poco premio para Cristiano
Valerio Pennicino Getty Images

Cristiano Ronaldo lo volvió a intentar y se quedó de nuevo en la orilla continental con la Juventus. Este viernes, el portugués hizo dos tantos que fueron insuficientes para que la Vecchia Signora superara la eliminatoria de octavos de final de la Champions League contra el Olympique de Lyon, que puso punto final a la temporada de los turineses.

De vacaciones, Cristiano Ronaldo tendrá tiempo para reflexionar sobre su futuro. Un futuro que Agnelli no tardó en asegurar tras la eliminación europea que sigue pasando por Turín a pesar de las últimas informaciones llegadas desde Francia donde se hablaba de un posible movimiento a París.

Si algo destacaba France Football en su información era la sensación de descontento que a veces tenía Cristiano al ver que sus compañeros no siempre alcanzan su mismo nivel. Algo que, en este caso, reflejan las estadísticas.

Desde que llegó a Turín, no hay gol en partido de eliminatorias europeas que no haya salido de las botas de Cristiano Ronaldo (siete en seis partidos). Aunque en su primera ocasión se quedó a cero (2-0 en el Wanda Metropolitano), Cristiano ya avisó en la zona mixta del coliseo rojiblanco. Después de recordar su palmarés ("Cinco Champions tengo yo, y el Atleti, cero") avisó con un escueto "ya veremos" cuando le preguntaron quien pasaría a cuartos de final. Su respuesta se transformó en un hat-trick que apeó a los rojiblancos cuando muchos daban su pase por hecho.

Ante el Ajax, gol en Holanda para llevar un 1-1 a casa que no superion rematar. En Turín, 1-2 en el que Cristiano no faltó a su cita con el gol. Los bianconeri quedaron eliminados.

Esta 19/20, de nuevo, gesta sin premio. El portugués provocó la falta que acabaría en penalti por mano en la barrera de los del Ródano. Cristiano ejecutó a la perfección desde los once metros para poner el 1-1. Antes de cumplirse la hora de partido, certificó su doblete con un zurdazo imparable a la escuadra. Dos goles que tenían viva a la Juventus con 30 minutos por delante en los que no fueron capaces de hacer uno más. Una gesta que ni él ni sus compañeros, inéditos en las dos últimas fases del KO, fueron capaces de culminar.