MANCHESTER CITY 2-REAL MADRID 1 (4-2)

Aprobados y suspensos del Madrid ante el City: pánico atrás…

Varane no estuvo a la altura sin Ramos: dos fallos suyos condenaron al Madrid. Courtois hizo un partidazo y Benzema dio esperanzas, pero el Madrid cayó.

Courtois: Partidazo. Sostuvo al Madrid. Qué final de temporada el suyo. Sacó dos goles olímpicos a De Bruyne e hizo otros dos paradones a Gabriel Jesús y Sterling que eran gol. Sin embargo, con el pie se le pegó la inseguridad de sus centrales.

Carvajal: En la segunda parte tuvo que lidiar con Sterling y a pesar de eso se le vio llegar arriba, con más ganas que acierto. En el 42’ salvó un contra estando en el sitio… Al final del partido se apuntó a las imprecisiones con el pie imperdonables.

Militao: Aseado en las acciones defensivas, no hay nada que objetar en su actuación a pesar de toda la presión que había sobre él.

Varane: Partido para olvidar que no debería empañar su gran carrera en el Madrid. Pero es que no fue uno, fueron dos goles los que regaló. Soñará con Gabriel Jesús. Es lógico que cuando no está Ramos todo sea más difícil.

Mendy: Tuvo mucho más protagonismo en la primera parte, quizá porque por ahí entró en los primeros 45 minutos Sterling y pudo con él. Hasta tal punto que Guardiola cambió de banda al del City en la segunda parte.

Casemiro: Algún fallo imperdonable en la salida de balón que no contribuyeron a dar tranquilidad al Madrid. Sí que sacó un balón in extremis a Sterling en el 18’. Mal partido el suyo.

Kroos: Hasta bien entrada la primera parte Zidane no le ordenó que se metiera entre los centrales para sacar el balón en lugar de Casemiro. También podía haber tenido él la iniciativa. Algún tirito lejano… No tuvo jerarquía.

Modric: Se le vio con ganas y movilidad. Apoyó en el ataque apareciendo por muchos sitios, pero no tuvo influencia en el juego. Sólo un disparo, y fue las nubes.

Rodrygo: Fue el brasileño la sorpresa de Zidane en la alineación, le ha ganado definitivamente la mano a Vinicius. Justificó su titularidad con la jugada del 1-1. Primero un gran autopase, luego un centro medido a Benzema y gol. Aunque siempre encaró, su participación se quedó en eso y poco más. Incluso perdió un balón muy peligroso en el 38’.

Benzema: Junto con Courtois fue el jugador del Madrid que plantó más cara al City. Un gol suyo de cabeza empató el partido a uno y alimentó las esperanzas del equipo en la remontada, pero los fallos de Varane aguaron su esfuerzo. El delantero blanco lo intentó en ataque y se vació en tareas defensivas. Estuvo muy solo.

Hazard: Sólo una combinación con Benzema en el 20 que fue una gran ocasión y un disparo raso pegado al palo que obligó a la estirada de Ederson en el 21. En la segunda parte no tocó en balón hasta el 65’. Puede que no estuviera para jugar, pero cómo no poner al jugador franquicia en el partido en que te juegas en futuro en la Champions, debió de pensar Zidane.

Asensio: Entró en el 60’ por Rodrygo. Y nada más entrar hizo un gran desmarque buscando la espalda de Cancelo que casi termina en gol de Benzema.

Lucas Vázquez: Entró por delante de Vinicius en la parte final del partido. Significativo y extraño. Era difícil darle la vuelta a la cosa cuando apareció.

Jovic: Jugó un rato.

Valverde: El transcurso del partido terminó dictando que su presencia en el centro del campo del Madrid habría sido muy necesaria. Entró demasiado tarde.