REAL ZARAGOZA

La plantilla estalla: "Ha llegado el momento de decir que estamos hartos"

Zapater, acompañado por Cristian Álvarez, Eguaras, Guitián y Javi Ros, ha mostrado el sentir del vestuario: "Resulta insoportable la improvisación en la que vivimos, la falta de organización y la negligencia de quienes gobiernan nuestro fútbol".

El capitán Alberto Zapater, acompañado por Cristian Álvarez, Eguaras, Guitián y Javi Ros, ha ejercido de portavoz de la plantilla y ha leído un comunicado en el que los jugadores, en la misma línea que el club, han solicitado la finalización de la competición y el ascenso del Real Zaragoza: “El empeño por no dar por terminado el campeonato está haciendo que esta Liga haya pasado de ser la mejor del mundo a plantear un playoff adulterado”.

El comunicado íntegro de la plantilla del Real Zaragoza es el siguiente:

“Durante estos meses difíciles, la plantilla del Real Zaragoza ha cumplido con responsabilidad sus deberes y todos los protocolos exigidos para la vuelta del fútbol, pero ha llegado el momento de decir que estamos hartos. Resulta insoportable la improvisación en la que vivimos, la falta de organización y la negligencia de quienes gobiernan nuestro fútbol. No cabe en la cabeza que a estas alturas sigamos entrenando sin saber nada de un playoff que ya se encuentra adulterado. La dejadez de los dirigentes deportivos nos va a impedir competir con uno de nuestros compañeros, cuando tanto el Real Zaragoza como el futbolista, Luis Suárez, han cumplido con todos los requisitos que se les exigían. La competición ha perdido los más mínimos valores de equidad e integridad y se ha apartado por completo de los parámetros del ‘fair play’ deportivo que mantiene la FIFA. Queremos dar nuestro sólido respaldo a Luis Suárez, al que le han impedido de forma injusta pelear por su gran ilusión, llevar al Real Zaragoza a Primera División. Su empeño, su dedicación y hoy su tremenda desilusión nos van a fortalecer como plantilla y nos ayudarán a lograr ese reto. Estamos de acuerdo con la petición del club de solicitar la finalización de la competición. El empeño por no dar por terminado el campeonato está haciendo que esta Liga haya pasado de ser la mejor del mundo a plantear un playoff adulterado, que adultera también la planificación de la próxima temporada. Nosotros no vamos a dejar de prepararnos para jugar un playoff por más que se haya desnaturalizado por completo, pero confiamos en que nuestros argumentos, que son los mismos que defiende todo el Real Zaragoza, hagan recapacitar a los dirigentes del fútbol para que den por finalizada la temporada con las alternativas propuestas por el club, que incluyen el ascenso del Real Zaragoza. A pesar de la tristeza por esta situación, la plantilla mantiene su ánimo y una unidad que es la garantía para salir adelante y lograr ese objetivo que a todos nos ilusiona, devolver al Real Zaragoza a la Primera División”.

Tras la lectura del comunicado, Zapater ha respondido a las preguntas de los medios de comunicación, en una rueda de prensa en la que ha seguido acompañado por los otros cuatro capitanes del Real Zaragoza.

—¿Cómo se está gestionando toda esta situación desde dentro del vestuario? ¿Ha contactado con ustedes la AFE?

—Yo ayer hablé con la AFE para decir que hoy iba a hacer una rueda de prensa. Los jugadores, como el club, muchas veces tenemos que estar llamando para saber. Estamos viniendo a entrenar y no saber qué rival vas a tener o si va a ser una fecha o no va a ser llega un momento que afecta. Ahora hemos estado confinados, es una temporada muy atípica y a pesar de ello tenemos que valorar y agradecer el comportamiento de todos nuestros compañeros por la ilusión y la profesionalidad con las que estamos entrenando. Dentro de una situación muy rara, ya que todo el mundo está de vacaciones y tanto nosotros como otros equipos estamos preparando algo que no sabemos cuándo se va a dar. A pesar de ello creo que el equipo está entrenando muy bien y nosotros vamos a prepararnos para jugar ese playoff y conseguir lo que todos queremos, que es ascender con el Real Zaragoza. Y si tiene que ser en el campo, pues en el campo.

—Si los servicios jurídicos del club consideraran que lo mejor es no presentarse a jugar el playoff, ¿la plantilla respaldaría esta postura?

—Es que eso no se plantea. El club nos dice que lo que nosotros tenemos que hacer es jugar y por eso estamos entrenando. Después ya serán ellos los que pelearán por los intereses del club y por lo que creo que todo el zaragocismo reclama, por lo que es de justicia y por la igualdad, ya que nos va a faltar un jugador. No me gusta individualizar, pero hay unos datos que son muy claros, ya que se trata del máximo goleador de nuestro equipo. Lo que está claro es que nosotros vamos de la mano del club en todo lo que nos digan. Estamos todos a una y nuestro cometido es entrenar y prepararnos lo mejor posible para el playoff.

—¿Qué esperanzas albergan de que finalmente la propuesta del Real Zaragoza sea aceptada?

—El futbolista siempre es futbolista y todo el vestuario lo que quiere es entrenar y jugar al fútbol. Ya no sé ni cuando fue el último partido, tienes hasta que pensarlo. En nuestra mano está prepararnos lo mejor posible para jugar aun sabiendo que estamos en agosto y que todo es irreal, pero todo lo demás no está en nuestra mano ni sabemos lo que va a pasar. Nosotros tenemos que pensar siempre que nuestro granito de arena aquí es jugar, estar lo mejor posible físicamente y preparar el playoff contra el equipo ‘x’, con la dificultad que eso conlleva, tanto para nosotros como para el cuerpo técnico porque esa es la incertidumbre. Entre nosotros hablamos y hay días que uno dice que “esto ya no es normal”. Además ves a compañeros de profesión que ya están de vacaciones y nosotros estamos aquí entrenando pero sin ningún objetivo real. Ahora parece que se acerca, pero tampoco es algo que tú estés seguro de que se vaya a producir. Aquí estamos cinco jugadores que tenemos contrato, pero hay otros compañeros que no tienen contrato con el Real Zaragoza para la próxima temporada y es digno de agradecer la profesionalidad con la que están llevando todo esto.

—¿Ustedes, como futbolistas, se están sintiendo ninguneados por todo lo que está pasando? ¿Han podido hablar con algún jugador del Almería, el Girona o el Elche?

—Nosotros somos unos mandados. Es verdad que hemos tenido reuniones que no se suelen dar, con videollamadas, en los meses de marzo, abril y mayo entre nosotros y con los capitanes de Segunda y la AFE. La situación del último partido sí que no es normal porque no había una igualdad si no jugábamos todos a la vez, pero no te pueden pedir una opinión a las 19:30 horas si se juega a las nueve de la noche. ¿Qué vamos a hacer los jugadores? Nosotros queremos jugar, pero si te piden tu opinión dices que no va a haber una igualdad. Al día siguiente vi que Aganzo me había llamado varias veces una hora antes de un partido, pero yo jugaba de titular y ya te dicen que dejes el móvil porque te tienes que mentalizar. Con la AFE hemos hecho muchas reuniones, siempre ha habido una transparencia y se ha hablado todo, pero muchas otras veces cuando han querido participar en reuniones con el Consejo Superior de Deportes, con LaLiga o con la Federación no sé hasta qué punto nosotros tenemos peso y poder porque es una situación en la que todos debíamos aportar para que saliese adelante. Y ahora cada cosa que nos dicen nosotros hacemos caso. No podemos hacer más. Ahora, la nuestra es mentalizarnos y prepararnos para competir y ganar en el campo más allá de lo que el club y la afición piden, que creemos que es justo.

—Como zaragocista, ¿cómo definiría la temporada después de todo lo que ha pasado?

—Es un guion que ni el mejor guionista de Hollywood. Es un año raro para el mundo entero, hay que adaptarse y es verdad que más allá del coronavirus, si miras atrás, a nosotros nos han ocurrido muchísimas desgracias. Aun así el equipo ha sabido reaccionar, siempre se ha levantado, y ahora tenemos un contratiempo más, que es que nos falta un compañero que quería estar aquí y no puede estar. Tenemos un motivo más para seguir creyendo en que es posible ascender a Primera División.

—¿Ustedes cómo se sienten?

—Nos sentimos unos profesionales que hacemos lo que nos dicen. Y voy a ir más allá: somos parte de este club. El Real Zaragoza, como he dicho antes, muchas veces tiene que ir llamando para preguntar qué pasa. Que se tengan que enterar por otras vías cuando somos uno de los clubes implicados… Estamos hablando de no saber el día de mañana a la hora de planificar un entrenamiento. El fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes y estamos haciendo todo lo posible. Nos ponemos en la piel de los aficionados, que están con esas ansias de saber qué pasará. Cuando nos preguntan a nosotros tenemos la misma respuesta: “No lo sabemos”. Tanto nosotros como el club. Y lógicamente queremos respuestas. A partir de ahí, el futbolista, y más ahora que parece que se acerca el día de los partidos más importantes para el club, tenemos que intentar prepararnos lo mejor posible tanto física como mentalmente para afrontar esos partidos.

—¿Qué opinan de que se dispute el Deportivo-Fuenlabrada y todo lo que está rodeando a ese encuentro?

—Vuelvo a repetir que nadie sabe nada: si se jugará, si no se jugará, qué pasará, qué no pasará. Yo puedo opinar una cosa, que dentro de unas horas sale otra cosa y vuelve a dar la vuelta a la tortilla. Lógicamente, somos personas y mentalmente afecta. Hay tantas cosas de las que hablar sobre ese partido… Lo justo hubiera sido que todos hubiéramos jugado a la vez.