BARCELONA

Dembélé completa su primer entrenamiento con el grupo seis meses después

El delantero francés encara la recta final de su lesión con optimismo. Descartado para Nápoles, aún sueña con jugar en Lisboa. Sí estará Araujo.

Dembele, en el entrenamiento del Barcelona.
© MIGUEL RUIZ DIARIO AS

Desde el 2 de febrero del 2020 que Ousmane Dembélé no disfrutaba de la sensación de completar un entrenamiento. Más de seis meses después, el delantero francés pudo finalizar una sesión con el resto de sus compañeros y teniendo buenas sensaciones. Durante este tiempo, el jugador ha sufrido una rotura total del tendón del bíceps femoral de la pierna derecha, una operación en Finlandia, su exclusión en LaLiga y una durísima recuperación, agravada por una pandemia. Sin embargo, tanto esfuerzo y trabajo ha acabado dando sus frutos, y Dembélé podría ser una pieza fundamental para Quique Setién en el caso de que el equipo elimine al Nápoles y se clasifique para la fase final de la Champions en Lisboa.

Este jueves Dembélé dio un paso más en su objetivo de volver a los terrenos de juego. Por primera vez, tras medio año de sufrimiento y penurias, completaba una sesión con el resto de sus compañeros. Desde el principio hasta el final se ejercitó con el grupo, demostrando estar cada día en mejor predisposición para volver a los terrenos de juego.

Pero con el delantero francés cualquier precaución es poca. Los médicos ya le han advertido que no habrá ninguna precipitación en su caso y los técnicos no están dispuestos a asumir ningún riesgo. Su presencia para el partido del Nápoles está descartada: sólo habrá completado dos entrenamientos con el grupo, cuando en una lesión de larga duración se recomienda un mínimo de diez para poder plantear dar el alta médica.

Eso sí, no se descarta su participación de cara a la fase final de la Champions en Lisboa si el equipo se clasifica, aunque en el club nadie se quiere hacer excesivas ilusiones ni marcar fechas con el delantero francés, sobre todo teniendo en cuenta sus antecedentes de lesiones y recaídas.

Quien sí podría entrar para el partido ante el Nápoles es el central uruguayo, Roland Araujo, que este jueves ya completó la sesión con el grupo tras sufrir un esguince en el tobillo derecho durante el ‘play off’ del ascenso a Segunda con el filial. En todo caso, se está planteando la posibilidad de infiltrar su tobillo en el caso de que los técnicos decidan convocarlo porque llegaría muy justo a la cita contra el Nápoles.