BARCELONA-NÁPOLES

Un test que vale una Champions

La plantilla del FC Barcelona se ha sometido este jueves a instancias de la UEFA a una triple prueba del covid 19 de cara al partido del sábado ante el Nápoles.

Un test que vale una Champions
DIARIO AS DIARIO AS

El Barcelona ha pasado este jueves antes del entrenamiento la segunda ronda de pruebas por el coronavirus – la primera se convocó el pasado sábado- supervisada por la UEFA. En esta ocasión se ha tratado de tres pruebas: aparte del PCR, se ha realizado un test inmunológico y una analítica de sangre. Las pruebas se han hecho 48 horas antes del partido contra el Nápoles en el Camp Nou para tener tiempo suficiente de descartar al jugador en el caso de dar positivo.

Sin duda, se trata de la evaluación serológica más importante que ha hecho el FC Barcelona hasta ahora porque en el caso de que se detecte algún positivo, quedaría totalmente descartada su presencia tanto para el partido contra el Nápoles como para la ronda final de Lisboa: el protocolo exige que el jugador esté un mínimo de 14 días en confinamiento.

No será hasta el viernes cuando el club conozca el resultado de las pruebas. Y es que en caso de que hubiera un positivo en la plantilla, el jugador ya no se entrenaría el viernes en la previa del partido ante el Nápoles, empezando su periodo de confinamiento en solitario.

Teniendo en cuenta las numerosas bajas que afronta Quique Setién de cara al partido ante el Nápoles: Arturo Vidal y Sergio Busquets, sancionados, Arthur, expedientado, Umtiti, lesionado, Braithwaite, no inscrito, y Dembélé, en proceso de recuperación de una lesión de larga duración, parece más que evidente que cualquier otro contratiempo sería mortal para las aspiraciones del FC Barcelona de ganar la Champions.