CHAMPIONS LEAGUE

Así es el protocolo médico de la UEFA para la Champions

Los clubes deben pasar test antes de llegar a Lisboa y también en la previa de cada partido. En caso de positivos, se seguirá adelante con el encuentro. Los positivos no podrán viajar a Portugal.

Ceferin, en una comparecencia de UEFA.
HANDOUT via REUTERS

La UEFA anunció el protocolo de seguridad ('Protocolo de Retorno al Juego') con el que se disputará la Champions en Lisboa y que se tendrá que cumplir a rajatabla para mantener la burbuja sin casos positivos de coronavirus y garantizar que el fútbol se pueda disputar con normalidad. El laboratorio SYNLAB será el encargado de realizar los tests a los jugadores. Todo personal de cada club y aquellas personas que tengan que acceder a los estadios se realizarán una PCR antes de los encuentros. Solo los que cuenten con autorización después de que se haya registrado su negativo podrán entrar en los campos portugueses. También, dos días antes de llegar a Lisboa, todos los viajeros deberán certificar ante el organismo europeo que no padecen la enfermedad.

Otro de los aspectos llamativos del protocolo enviado por UEFA es la prohibición de las zonas comunes en los estadios. Es decir, saunas o jacuzzis no se podrán usar y se exige que las botellas de agua o diferentes bebidas sean de uso absolutamente individual. El organismo competente habla a su vez de otras normativas básicas como la distancia de seguridad en el banquillo, la desinfección de los balones o la eliminación de las zonas mixtas para todos los medios. 

Se juega el partido con un mínimo de 13 fichas de la lista A

Para garantizar que la competición pueda llegar a su fin y tener un nuevo campeón de Europa, UEFA obliga a la disputa de los partidos siempre que haya un mínimo de 13 futbolistas inscritos de la Lista A disponibles (incluyendo a un portero). Incluso permitiría la llegada de otros jugadores, siempre y cuando estén registrados en su asociación nacional. En ese caso, por ejemplo, Martin Braithwaite podría tener minutos en la competición si el Barça sufriera una oleada de positivos.

Por tanto, si uno o más jugadores o miembros de un club dan positivo en las pruebas de la UEFA, el partido seguirá adelante a menos que las autoridades sanitarias de Portugal o la ciudad correspondiente tomen la decisión de que un grupo de jugadores o del club entren en cuarentena. Si hay disponibles al menos 13 jugadores de la Lista A, el partido se jugará. Si hubiera menos o no hubiera portero, la UEFA podría aplazar el partido. Es decir, si hay un positivo en el hotel, se le aísla y se sigue jugando si lo permiten las autoridades sanitarias de cada país.

Si algún miembro del equipo arbitral también sufriera un caso de positivo, la UEFA se reserva el derecho de designar colegiados de reemplazo que excepcionalmente pueden ser de la misma nacionalidad que uno de los clubes implicados.

La UEFA puede dar un partido por perdido

Por supuesto, la UEFA se reserva la posibilidad de aplazar los partidos si hay positivos implicados. Incluso en caso extremo de que un club que no pueda disputar un partido, y agotadas todas las vías, la UEFA le hará responsable al club en cuestión de que el partido no tenga lugar. El choque será declarado por el Control de Ética de la UEFA y por el cuerpo disciplinario por perdido por dicho equipo por un total de 3 a 0.

Este es el protocolo de UEFA para la temporada 2020-2021.