RETIRADA DE CASILLAS

Casillas anuncia su retirada

El portero del Real Madrid, Oporto y la Selección confirmó ayer el final de su carrera. El 12-9-99 debutó en San Mamés y el sábado alzó la Copa de Portugal.

Casillas anuncia su retirada.
Iker Casillas

Es oficial. Iker Casillas puso fin ayer a su etapa profesional con una preciosa carta de despedida. El hecho, no por conocido, deja de ser menos significativo. El mejor portero de la historia cuelga los guantes. Y aunque el infarto de aquel fatídico 1 de mayo de 2019 ya nos ponía sobre aviso, la realidad de su despedida nos devuelve a todos los mejores momentos de su carrera profesional. Nadie ha ganado nunca tantos títulos y ningún deportista ha gozado del placer de levantarlos como capitán. Todas las copas posibles están en sus vitrinas. Con el Real Madrid, club al que llegó con 9 años y en el que estuvo 25 temporadas, conquistó cinco Ligas, tres Champions, dos Intercontinentales, dos Copas del Rey, dos Supercopas de Europa, cuatro Supercopas de España y un Mundial de Clubes. Con la Selección, que defendió en 167 partidos, ganó un Mundial, dos Eurocopas, una Euro Sub-16 y un Mundial Sub-20. Y con el Oporto, al que llegó en 2015 tras una salida impropia del Real Madrid, ha ganado dos Ligas, una Supercopa de Portugal y dos Copas, la última el pasado sábado.

En septiembre hubiera cumplido 21 años de carrera. 21 años de paradas antológicas, que le valieron el sobrenombre de el Santo. Los adjetivos y las calificaciones siempre parecían quedarse cortas. Para algunos será el mejor portero de la historia, para otros no tanto, pero lo que es indiscutible es que ha sido el portero más determinante. Sus intervenciones siempre significaron títulos o puntos. Argumentos que le sirvieron a la UEFA y la FIFA para considerarle durante cinco años como El Mejor Portero del Mundo e incluirle en cinco ocasiones en el Once Mundial FIFA FIFPro, amén de un Trofeo Bravo, un Trofeo Zamora y el Golden Foot.

Para aquel chaval de Móstoles, que nació en Madrid pero vivió sus primeros años en el barrio bilbaíno de Zorrotza por el trabajo de su padre y que tuvo el privilegio de debutar en San Mamés un 12 de septiembre de 1999, "lo importante es el camino que recorres y la gente que te acompaña, no el destino al que te lleva, porque eso con trabajo y esfuerzo, llega solo y creo que puedo decir, sin dudar, que ha sido el camino y el destino soñado".

El camino ha sido largo y el destino de lo más fructífero, porque todo el mundo recuerda sus lágrimas en Glasgow, su grito al cielo en Johannesburgo, la parada milagrosa a Robben, los penaltis a Italia, su labor de capitán en aquella Tormenta de Clásicos, su abrazo a Buffon...

Casillas deja el fútbol, pero el fútbol nunca podrá olvidar a Casillas.

Este ha sido su comunicado íntegro

"Hola a todos,

Hoy es uno de los días más importantes y, a la vez más difíciles, de mi vida deportiva: ha llegado el momento de decir adiós.

Mi recorrido el mundo del fútbol empezó hace 30 años, ha sido un camino largo y, como todo camino, ha tenido momentos buenos y menos buenos, alegrías, pero también tristezas. En este momento de mi vida, y con perspectiva, puedo decir sin lugar a duda que ha merecido la pena.

he tenido la gran suerte de poder dedicarme profesionalmente a lo que me apasiona, me llena y me hace feliz: EL FÚTBOL.

Recuerdo cuando era un niño, y empezaba a jugar en los campos de tierra de mi pueblo, Navalacruz, en los campos de Móstoles o los de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, para después llegar a jugar en los estadios más importantes del mundo, y entre ellos, especialmente, en los que he desarrollado mi carrera profesional, el Santiago Bernabéu y Do Dragao.

Al echar la vista atrás me doy cuenta de lo afortunado que soy por todo lo conseguido y no me refiero solo a los títulos, sino a la parte humana.

Hoy es un día difícil, pero no un día triste, me considero un afortunado por haber llegado hasta aquí, por cómo he llegado, por haber conseguido todo lo que he conseguido, por todo ello... estoy feliz.

No quiero terminar sin dar las gracias a todos los que me habéis acompañado en este viaje:

A mi familia, por los sacrificios que hicisteis para que yo pudiese llegar donde he llegado y que me permitieron hacer realidad mis deseos. Vosotros sois partícipes de todo lo que he logrado a lo largo de mi carrera.

A mi mujer, y a mis hijos Martín y Lucas, gracias por todo vuestro apoyo, por todas esas horas que no he podido pasar a vuestro lado en este último trayecto de mi vida deportiva. Gracias por comprenderme y animarme a disfrutar de esta vida que elegí. Sin duda a vuestro lado todo es más fácil.

A mis clubes: el Real Madrid donde pasé toda una vida, me educaron, me vieron e hicieron crecer, por inculcarme sus valores y, en definitiva, por ser lo que soy.

Al FC Porto, por acogerme como lo hizo, por enseñarme a ver las cosas desde otro ángulo, a darme la oportunidad de conocer bien un club y una ciudad que me ha enamorado y siempre llevaré en el corazón. Siempre formaréis parte de mí.

A los presidentes de los clubes en los que he jugado, por permitirme alcanzar todos mis sueños.

A mis compañeros de equipo, sin ellos nunca habría conseguido nada. Un equipo es la suma de todos y cada uno de sus componentes, remando en una misma dirección para conseguir un objetivo común.

A mis entrenadores, por confiar en mí, escucharme y enseñarme todo.

A los seleccionadores de las diferentes categorías de la Selección Española por convocarme permitirme formar parte del equipo de mi país y alcanzar los mayores triunfos.

A los seguidores de los equipos en los que he jugado, por apoyarme y acompañarme, pero también por haberme exigido el máximo para conseguir la mejor versión de mí mismo.

a todas las personas que trabajaron y trabajan en los clubes en los que he estado por hacer nuestras vidas más fáciles.

a mis rivales y sus aficionados por el respeto que siempre me han transmitido y en el que yo siempre sentí por ellos.

A mis amigos de toda la vida, por eso, por aguantarme toda una vida. A los amigos que he ido forzando a lo largo de todos estos años, gracias por cruzaros en mi camino.

Estoy en deuda con todos y cada uno de vosotros, habéis sigo absolutamente vitales en toda esta aventura.

Pero, sobre todo, gracias al fútbol, por permitirme formar parte de él, por ser un deporte maravilloso, por permitirme vivir una vida llena de pasión y emociones, por darme momentos de felicidad, por hacerme crecer como deportista y como persona, por darme la oportunidad de conocer y compartir momentos con tantas y tantas personas increíbles. En definitiva, GRACIAS POR DÁRMELO TODO.

Lo importante es el camino que recorres y la gente que te acompaña, no el destino al que te lleva, porque eso con trabajo y esfuerzo, llega solo y creo que puedo decir, sin dudar, que ha sido el camino y el destino soñado.

Tengo claro que no es un punto y final, el viaje no acaba aquí. Esto sigue y seguro que pronto nos encontraremos de nuevo.

Hoy dejo atrás esos tres palos que me vieron crecer como portero, los que en cada momento me colocaron en mi sitio y me obligaron a mantener los pies en la tierra, esos tres palos a los que tanto debo y que seguro que echaré de menos. Y allí también os dejaré a vosotros, mis fieles aliados, allí colgaré los guantes".

Así le despidió el Madrid

Tras el anuncio oficial de Iker Casillas, llegaron rápidamente las reacciones del mundo del fútbol. Por ejemplo, Movistar Plus anunció para otoño un reportaje sobre cómo ha vivido su último año en Portugal. Pero quizás la más esperada es la del Real Madrid, el club de su vida y que con el que conquistó la mayor parte de sus títulos. El club, quizás consciente de la decisión del portero antes de tiempo, no tardó en emitir un largo comunicado:

"Ante el anuncio de Iker Casillas sobre su retirada del fútbol como jugador profesional, el Real Madrid C. F. quiere mostrar su reconocimiento, su admiración y su cariño a una de las leyendas más grandes de nuestro club y del fútbol mundial.

El mejor portero de la historia del Real Madrid y del fútbol español llegó a nuestra casa con 9 años. Aquí se formó y defendió nuestra camiseta durante 25 años, siendo ya para siempre uno de nuestros capitanes más emblemáticos. Iker Casillas se ha ganado el cariño del madridismo y es un referente de los valores que representan al Real Madrid.

Hoy se despide como jugador profesional uno de los futbolistas más importantes de nuestros 118 años de historia, un jugador al que queremos y admiramos, un portero que ha agrandado la leyenda del Real Madrid con su trabajo y con un comportamiento ejemplar tanto dentro como fuera de los terrenos de juego.

Con el primer equipo disputó 725 partidos durante 16 temporadas en las que conquistó 19 títulos: 3 Copas de Europa, 3 Mundiales de Clubes, 2 Supercopas de Europa, 5 Ligas, 2 Copas del Rey y 4 Supercopas de España. En Portugal, con el Oporto, ha logrado 2 Ligas, 1 Copa y 1 Supercopa. Y ha sido internacional con España en 167 ocasiones con la que ha ganado 1 Mundial, 2 Eurocopas y 1 Mundial sub-20.

Iker Casillas fue incluido en 5 ocasiones en el Once Mundial FIFA FIFPro y elegido 5 veces mejor portero del mundo por la IFFHS. Su impresionante trayectoria deportiva ha sido reconocida con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo, la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo y la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid.

Iker Casillas pertenece al corazón del Real Madrid y así será para siempre. El Real Madrid quiere transmitirle a él y a su familia el afecto de nuestro club, que es el club de su vida".