ATLÉTICO DE MADRID

Simeone ensayó con su once para Lisboa: Costa y Llorente en punta

El Atlético echó un partidillo como ensayo para el encuentro ante el Leipzig. Arias, Correa y Carrasco, en el equipo titular.

El Atlético ha realizado un ensayo general de cara al encuentro del día 13 de agosto ante el Leipzig. El equipo rojiblanco tenía previsto realizar un partido amistoso como primera prueba para el encuentro de Champions, pero tuvo dificultades para encontrar rival. Y el miedo a posibles contagios por la COVID-19 hizo que finalmente Simeone decidiera realizar un partidillo entre los componentes de la plantilla rojiblanca. Un partido en toda regla, aunque sin equipaciones oficiales, en el que Simeone ensayó con el equipo que ahora mismo tiene pensado para medirse al conjunto alemán. El Cholo puso en ataque a la pareja Diego Costa-Marcos Llorente, que se perfilan como titulares en Lisboa.

Simeone puso en liza el siguiente once: Oblak; Arias, Savic, Giménez, Lodi; Correa, Koke, Saúl, Carrasco; Diego Costa y Llorente.

En la sesión de trabajo no participaron ni Thomas ni Vrsaljko. El centrocampista no llegará para jugar ante el Leipzig y su mira está puesta en jugar las semfinales en el caso de que los rojiblancos ganen a su primer rival en la Liga de Campeones. João Félix también realizó trabajo alternativo, aunque a partir del lunes estará ya como uno más.

El ritmo en el partidillo fue muy alto. Simeone ha elegido a Arias por delante de Trippier para el encuentro ante el Leipzig. En el resto de la zaga no hay sorpresas. Savic-Giménez formarán por el centro y Lodi jugará en la banda zurda. Tampoco hay muchas novedades en el eje del equipo. Sin Thomas, Koke y Saúl fueron los que llevaron la manija del equipo. Y en las bandas, Simeone quiere explotar la velocidad de Correa y Carrasco. El argentino entró por la derecha y el belga por la izquerda. Arriba, los mencionados Costa-Llorente. En Lisboa el Cholo tendrá un banquillo de garantías con jugadores como João Félix, Morata, Vitolo, Lemar, Herrera...

La baza de Simeone en el partidillo fue clara: aprovechar la velocidad de los puntas. Tampoco nada que no sea habitual: cerrar líneas, todos juntos y cuando los rojiblancos tuvieron la pelota, balones al espacio para las carreras de Costa, Llorente y Carrasco. Esa capacidad de velocidad y desborde es lo que le debe dar al Atlético el pase a semifinales.