PSG

La hora de Neymar

Sin Mbappé, el brasileño debe asumir todavía más liderazgo en el PSG. El partido de mañana ante el Lyon supondrá una prueba de fuego para el ex del Barcelona.

La hora de Neymar
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El Stade France acoge mañana a partir de las 21 horas uno de los mejores partidos que se pueden ver hoy en día en Francia. Olympique de Lyon y PSG cierran la última edición de la Copa de la Liga (dejará de existir a partir del sábado) en un partido marcado por la baja de Kylian Mbappé. El internacional francés no podrá estar mañana en la final y su presencia en los cuartos de final de la Champions League está casi descartada.

Por ello, el PSG se encomendará a Neymar Jr para sacar adelante una situación crítica dentro del vestuario parisino. El brasileño, que marcó el único gol de la final contra el Saint-Étienne, es la estrella del equipo y se siente líder. De hecho, sus declaraciones en enero, prometiendo que haría todo lo posible para llevar la Champions a París, suponen una motivación extra para un equipo lastrado por las lesiones en la fase decisiva de la temporada durante los últimos años.

Neymar es consciente de que las opciones del PSG en Champions pasan por sus botas. Llegó a la capital francesa como extremo izquierdo y ha terminado convirtiéndose en un jugador total. Puede bajar a recibir para generar superioridad en el centro del campo, puede partir desde la izquierda para trazar la diagonal, puede hacer de mediapunta para el último pase o incluso hace de delantero gracias a su fantástico manejo de pies en espacios reducidos. En definitiva, uno de los mejores jugadores del mundo cuando se encuentra al máximo nivel.

De confirmarse la baja de Mbappé contra la Atalanta, la del francés no sería la única, pues Ángel Di María tampoco estará disponible por sanción. Eso obliga a Neymar a multiplicar sus funciones, ya que tendrá que reunir la mordiente ofensiva del ex del Mónaco y la adrenalina entre líneas del rosarino. Será también la hora de Pablo Sarabia, que mañana será titular y también tiene muchas posibilidades de hacerlo en la Champions League. Su asociación con Neymar, que ha sido fructífera desde principios de año, se preveen como decisivas para alcanzar los objetivos del PSG esta temporada.