ESPANYOL

El Espanyol se defiende de la denuncia de Mariajo Pons

El club expone que fue rescindida mes y medio después de recibir el alta médica, que no mantiene ningún litigio con ellos y no descarta emprender acciones legales.

El Espanyol se defiende de la denuncia de Mariajo Pons
RCD Espanyol

Aunque en un principio no quisieron realizar ninguna declaración pública, desde el Espanyol han decidido finalmente exponer en un comunicado su versión sobre la desvinculación laboral de Mariajo Pons, la mítica portera del Femenino A que había denunciado públicamente a la entidad por entenderse indefensa ante su rescisión de contrato.

“Después de diez meses de calvario... Dolor en la articulación, un dedo torcido, rigidez en los otros dedos... Resultado: mano 20 por ciento funcional y un contrato rescindido. Ahora a buscarse la vida... Estas cosas a día de hoy no deberían seguir pasando en el fútbol femenino”. Este era el escrito que Mariajo publicó hace unos días en la red social Twitter, y que se ha hecho viral, hasta el punto de que la guardameta ha protagonizado reportajes en cadenas de ámbito estatal.

El Espanyol puntualiza ahora que su rescisión de contrato se produjo el pasado 6 de julio “por motivos estrictamente deportivos”, ya que la jugadora contaba con el alta médica “desde el 18 de mayo”. Asimismo, afirma el club que la lesión del tercer dedo de la mano derecha a la que se refiere Mariajo, y que se hizo en septiembre del año pasado, “expone forma parte de un litigio que la jugadora mantiene con organismos públicos ajenos por completo a nuestro club”.

“Por todo ello”, traslada el comunicado, “el RCD Espanyol se reserva el derecho a emprender todas las acciones legales que considere necesarias para salvaguardar su buen nombre y el de los profesionales sanitarios del club”, concluye el club. Con todo, un desagradable final para una relación futbolística que en los días de oro del Femenino perico contribuyó a dos Copas de la Reina y dos subcampeonatos de Liga.