LALIGA

Los europeos iniciarán la Liga una o dos semanas más tarde

La comisión delegada de la patronal ya tiene la propuesta para su debate. Los que caigan en octavos se estrenarían el 19-S en lugar del 12-S. Los que pasen comenzarían el 26-S.

Los jugadores del Liverpool y del Atlético, antes de su duelo en Anfield.
CHEMA DIAZ

La comisión delegada de LaLiga ya tiene sobre la mesa la propuesta de que los equipos que aún están en competiciones europeas comiencen el campeonato liguero entre una y dos semanas más tarde que el resto. Eso condicionará el sorteo del calendario, porque la intención es que se enfrenten entre ellos en esas primeras jornadas para que no se vean afectados los demás equipos.

La propuesta, impulsada por los grandes, que dan por casi segura su aprobación, es que los equipos que caigan en octavos de final de Champions League y Europa League comiencen la competición el 19 de septiembre y no el 12, que es cuando está fijado el inicio del campeonato. Y que los pasen a cuartos (el Atlético ya tiene garantizada su plaza) no inicien la Liga hasta el día 26. De esta manera, los jugadores de los equipos europeos podrían disfrutar de al menos dos semanas de vacaciones y tres de pretemporada antes de comenzar la competición oficial.

Después, tendrían que recuperar esos partidos, que se procurará que sean entre ellos, en las fechas libres que ofrezca el calendario, aunque siempre antes de que acabe 2020.

Otro problema adicional es el de las jornadas FIFA. Las selecciones europeas tienen dos partidos programados en los primeros días de septiembre. En concreto, España debe disputar dos encuentros de la Nations League, en Alemania el día 3 y ante Ucrania en un escenario aún por determinar (podría ser incluso Valdebebas, lógicamente a puerta cerrada) el día 6. Una de las propuestas es que los jugadores de esos equipos que están en competiciones europeas fueran liberados de estos dos compromisos. La cuestión es espinosa porque ambos son encuentros de competición oficial y UEFA es muy estricta a la hora de proteger sus torneos de selecciones.