REAL VALLADOLID

El Valladolid, ante el reto de la segunda mejor posición del s. XXI

Los de Sergio podrían igualar la posición 12ª de la campaña 2001-02 con Moré, aunque están lejos de la 1999-00 en la que Manzano fue octavo con 53 puntos

El Valladolid, ante el reto de la segunda mejor posición del s. XXI
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO DIARIO AS

Al Real Valladolid le restan dos partidos en los que en teoría no se jugará nada... en teoría, ya que en la práctica cuanto mejor es la posición en la tabla, mejor son los porcentajes de reparto del dinero de la LFP. Es verdad que tras nueve partidos intensos, con la tensión de buscar los puntos necesarios y con choques en breve espacio de tiempo, el suspiro de alivio de la afición el domingo por la noche también fue de los jugadores y del club en general, que aún sabiéndose salvados virtualmente desde la victoria ante el Alavés, a falta de cuatro jornadas, faltaba el respiro definitivo que proporcionó la seguridad matemática que llegó con el resultado del Pizjuán entre Sevilla y Mallorca.

Ahora queda mejorar el puesto y conociendo el carácter de la plantilla, cuerpo técnico y club en general, se podría decir que no se dejarán ir, lo que no garantiza la victoria. Además la falta de presión puede hacer que el fútbol mejore aún más... pero hay que contar con que los rivales de turno, Eibar y Betis tampoco se juegan ya nada, o se juegan lo mismo que el Real Valladolid.

Los de Sergio visitan en primer lugar al conjunta armero el jueves a las 18:30. Los de Mendilibar tienen los mismos puntos que el conjunto blanquivioleta, pero están por detrás en la tabla por los averages. Ganar en Eibar sería dejar por detrás de forma definitiva al conjunto vasco que ya no podría superar a los vallisoletanos.

El último choque es ante el Betis, que tiene 41 puntos y está en la misma tesitura que Valladolid y Eibar, nada se juegan a nivel descensos o Europa. El último partido en Zorrilla debería ser una fiesta con el público, pero este año habrá que vivirla por la tele como venimos haciendo últimamente. Incluso una victoria ante el Betis (que recibe el jueves a un Alavés que se juega la vida), le serviría para adelantar a los sevillanos dependiendo de los resultados del jueves. Por último está el Levante, que juega el jueves ante el Celta (también está apurado de puntos) y tiene 43 puntos, por lo que dos victorias del Valladolid le permitirían adelantar a los valencianos, que han mostrado cierto 'bajón' desde que jugaron en Zorrilla con la permanencia asegurada desde hace semanas y además cierran en casa ante el Getafe en plena lucha por Europa.

El Real Valladolid, según estos cálculos y evidentemente en el mejor de los escenarios, podría alcanzar la posición 12 en la tabla, registro que sería el segundo mejor del siglo XXI. En la campaña 1999-2000 Gregorio Manzano firmó la mejor posición con 53 puntos y un octavo puesto. En la siguiente, 2000-01, Ferraro y Moré dejaron al Valladolid 16º en la tabla con 42 puntos, justo por encima del puesto de playout que tuvo que disputar el Zaragoza con la misma puntuación que el Real Valladolid.

El propio Pepe Moré una campaña más tarde puso el listón en el puesto 12º con 48 puntos, temporada 2001-02, el mismo que podría alcanzar el Valladolid en esta ocasión si todo va de cara. También Moré tuvo comodidad en la tabla en la campaña 2002-03, 14º con 46 puntos.

La 2003-04 es de mal recuerdo, el primer descenso del siglo XXI con Fernando Vázquez a los mandos, aunque el gallego siempre insistió en que el no bajó con el Valladolid ya que fue sustituido a cuatro jornadas del final. El equipo fue 18º y sumó 41 puntos, curiosamente más de los que tiene hoy el Real Valladolid (lógicamente faltan dos partidos).

Tras el ascenso de la 2006-07, Mendilibar entró en Primera y navegó por momentos con solvencia, pero en ambas temporadas, 2007-08 y 2008-09, tuvo que esperar a la última jornada para salvarse, la primera en Huelva con un empate que dejaba al Valladolid 15º con 45 puntos y la segunda, aún más agónica, con el empate en el campo del Betis (que bajó ese día) y que finalmente dejó al conjunto castellano 16º con 43 puntos.

Tanto equilibrismo terminó pasando factura y en la campaña 2009-10 llegó el segundo descenso del siglo. Mendilibar, Onésino y Clemente no pudieron evitar que el Valladolid fuera 18º con 36 puntos, a sólo uno de la salvación y con un último partido en el Camp Nou en el que el Barcelona se jugaba la Liga... y la ganó con un 4-0 y consumando el descenso pucelano.

Tras el ascenso de Djukic en el mítico playoff ante el Alcorcón, llegaba el retorno a primera en la temporada 2013-14. El propio Djukic manejó con soltura la categoría, sobrándole al equipo tres semanas (perdió ante el Barcelona dando la cara en el Nou Camp, perdió en casa ante el Celta que se jugaba la vida y también acabó derrotado en Mallorca que también evitaba el descenso) y firmando un puesto 14 con 43 puntos que pudo ser mucho mejor.

El tercer descenso de lo que va de siglo lo perpetró el grupo dirigido por Juan Ignacio Martínez, que fue 19º y no pasó de los 36 puntos. La última campaña en Primera fue la pasada 2018-19, con Sergio pilotando la nave blanquivioleta. La salvación llegó en el campo del Rayo con la victoria 1-2; al Valladolid le sobró una jornada y finalmente fue 16º con 41 puntos, registro que puede quedar pequeño en esta ocasión si los resultados son los propicios.