REAL VALLADOLID

Miguel Ángel Gómez, con un ojo en la próxima campaña y el otro en el playoff del Promesas

El director deportivo del Real Valladolid reconoció la cercanía de Orellana y rechazó aceptar ofertas por jugadores como Joaquín, Marcos André o Sekou.

Miguel Ángel Gómez, con un ojo en la próxima campaña y el otro en el playoff del Promesas
JOSÉ LUIS ROJÍ

Con el Real Valladolid ya salvado matemáticamente a falta de dos partidos de la conclusión de la Liga, muchas son las miradas puestas ya en la próxima temporada. Hasta que esta no fuera una realidad, Sergio González no deseaba enredarse en esas circunstancias, pero, ahora, llegó el momento de reunirse con Miguel Ángel Gómez para comenzar a esbozar el futuro del conjunto blanquivioleta, que militará por tercera temporada consecutiva en Primera.

La actividad del director deportivo ha dejado recientemente una novedad, la posible incorporación de Orellana, avanzada por AS. Sin embargo, para cualquier información en este sentido habrá que esperar aún. "Tenemos orden de comunicar las nuevas noticias a partir del partido del Betis, pero es obvio que estamos muy cerca y lo normal es que no haya absolutamente nada que impida que esté aquí", explicó el andaluz en SER Deportivos Valladolid.

De esta manera, el atacante chileno se podría convertir en el primer fichaje de un Real Valladolid en el que ya no militará Salisu la próxima temporada. El central y su agente se encuentran deshojando la margarita entre Rennes y Southampton, con ventaja para los ingleses y sin que el club tome partido, más allá de aceptar las condiciones propuestas. "Tenemos claro lo que aceptaremos para que el acuerdo se lleve a cabo. Parece que el desenlace podría estar cerca y no queremos condicionar. Una vez cumplan con las demandas del club, lo demás es cosa del jugador", explicó el dirigente.

Sea como fuere, el Pucela ya se ha adelantado a esta situación con el fichaje en propiedad de Javi Sánchez, con quien había la intención de "anticiparse un poco a esta situación y que no se encareciera la operación de compra". En los escasos partidos disputados por el madrileño, está ya comenzando a justificar el traspaso desde el Real Madrid, como todo el mundo confiaba, "desde el entrenador hasta el jugador", pasando por el club, que sabía que había sido circunstancial su falta de minutos.

Junto a él, el Real Valladolid tiene en Joaquín Fernández otro defensor con proyección, en vistas de su rendimiento en la presente temporada, si bien él mismo descartó este lunes una posible salida. Al respecto de su futuro, Gómez también fue rotundo: "Ha dejado bien claro que está feliz aquí y nosotros estamos súper contentos. Creemos que lo mejor para su progresión es seguir aquí". No conforme con ello, recordó que su cláusula son 25 millones de euros y que "no hay necesidad de vender", a no ser que el consejo de administración "decida otra cosa", por lo que se remitió a esa cantidad y "ni un euro menos".

Con todo, el mercado se prevé movido, también por los cedidos y, por ejemplo, reconoció ofertas por Luismi, Marcos André y Sekou, que actualmente sobresalen en sus equipos en Segunda División. Entre los dos delanteros llevan 20 goles esta temporada, y el director deportivo mostró su total confianza en ellos, ya que tienen "un perfil súper interesante". Asimismo, por Anuar hubo un fuerte interés del Panathinaikos, si bien "a día de hoy no hay posibilidad de que siga allí".

Presente en Málaga

Lo más inmediato para el Real Valladolid es acabar la Liga "lo más alto posible", aunque Miguel Ángel Gómez no cree que haga falta "apretarle las clavijas" a Sergio González y a su equipo. "Ir de verbena a mí no me gusta, y a él tampoco. En estos dos partidos aspiramos a ganar y el once que planteará será para hacerlo y para tener a todo el mundo contento", manifestó el director deportivo, que aseguró su presencia en Málaga el domingo para ver al Promesas.

En el playoff se espera que estén presentes futbolistas que han estado con Sergio tras el confinamiento, excepción hecha de Kike Pérez, puesto que el catalán ha dado prioridad a las necesidades de Baraja y del filial, como desveló Gómez. "Su relación es muy fluida. Sergio le ha dicho que la preferencia es lo que él valore", reseñó, aunque no cerró la puerta a que, como dijo el propio Baraja, haya en Eibar jugadores del segundo equipo. "Los chavales también quieren ese premio. El chico que debute igual va más feliz a Marbella que si ha visto el caramelo y no se lo han dado", reflexionó.

Con "pena porque coincidan en hora", porque "la afición del Real Valladolid se merece ver a los dos equipos", Miguel Ángel Gómez recordó que "los chavales tienen muchísima ilusión" y que si bien tienen "un déficit en experiencia en playoff, lo van a compensar con esa ilusión", una palabra que se ha instalado en Zorrilla ante esta promoción de ascenso a Segunda. "Eso no nos lo va a quitar nadie. El partido va a ser muy abierto, porque los filiales suelen ser muy atrevidos", predijo el director deportivo.