ESPANYOL

Raúl de Tomás, de bicoca a condena para el Espanyol

Alardeó el club de su fichaje en enero, aun siendo el más caro de la historia. 22,5 millones y un descenso después, todo apunta a un préstamo sin oposición.

Sacaban pecho en el Espanyol, y parecía que no era para menos, cuando en enero se materializó el fichaje de Raúl de Tomás. Un goleador contrastado en LaLiga para asegurar la permanencia. Un jugador al que media Europa quería, apuntaban desde el club, al que solo convencieron desde el RCDE Stadium. Medio año después, lo que se antojaba una bicoca ha desembocado en una condena. Lo saben en la entidad, y por eso a Francisco Joaquín Pérez Rufete le enerva que hayan trascendido detalles confidenciales de su contrato.

A pesar de que se consideró poco menos que una ganga desde la entidad, lo cierto es que Raúl de Tomás se convirtió nada más llegar en el fichaje más caro en la historia del Espanyol. 20 millones fijos que han acabado siendo 2,5 más. El primer millón extra lo tuvo que especificar el Benfica, que al cotizar en Bolsa ni esconde la información ni por ello monta en cólera: se atribuye al mecanismo de solidaridad de la FIFA, la compensación por la formación del futbolista, y mayoritariamente ha ido a parar al Real Madrid.

500.000 euros se marcharon cuando el 9 de febrero anotaba su quinto gol oficial… Que ha acabado siendo el último. Y el millón restante lo debe abonar al Espanyol porque RdT ha disputado diez o más partidos con la blanquiazul; concretamente, lleva 14, que eran nueve (y por tanto, un millón menos) hasta la llegada de Rufete al banquillo. Sí se han ahorrado en Cornellà-El Prat otro millón variable, que correspondía a la permanencia, y que curiosamente es el que hubieran pagado más alegremente.

El descenso del Espanyol comporta la salida prácticamente segura del madrileño, al menos para la próxima temporada. Difícilmente se produzca una venta, ya que su cláusula de rescisión si se mantiene en los 60 millones de euros estipulados (70 en el caso de que debute con la Selección española), pero sí que tiene todos los números para salir cedido. De Tomás tiene cartel y se lo disputarán equipos Champions o de primer nivel, como un Valencia que siempre ha estado en las quinielas.

Y lo tienen fácil para hacerse con sus servicios. Como explicó Esports Cope, está obligado el Espanyol a cederlo si un club sufraga el importe íntegro de su ficha, que ronda los seis millones brutos. Un importe elevadísimo para un equipo de Segunda pero asumible para un Primera potente, máxime teniendo en cuenta que se habrán ahorrado traspaso y amortización, que sí seguirá pagando el club perico.

Firmó por seis temporadas, así que a la 2020-21 corresponderán sobre ese concepto algo más de tres millones. Imponente mochila. Le quedarán otras cinco temporadas de contrato para rendir, pero por ahora la bicoca se ha convertido en una condena.