ATLÉTICO DE MADRID

Duro castigo de Competición: Mario Hermoso, adiós a la Liga

El Atlético recurre la decisión del Comité, que le ha castigado con dos partidos de sanción porque entiende que se trata de una acción "violenta".

Mario Hermoso ya conoce el castigo de Competición por la roja directa que vio ante el Betis. El Comité ha sido severo y le ha aplicado dos partidos de suspensión, lo que quiere decir que Simeone no podrá contar ya con él en lo que queda de Liga. Las dos jornadas que restan, ante Getafe y Real Sociedad, son las que el central se perderá. El Atlético, disconforme con la decisión, ha recurrido ya.

Según el acta arbitral, Hermoso fue expulsado por "realizar una entrada por detrás sobre un adversario con uso excesivo de fuerza, sin posibilidad de jugar el balón". A partir de ahí, Competición le ha aplicado el artículo 123.2 del Código Disciplinario para sancionarle. El 123 es el referido a 'Violencia en el juego' y el punto segundo matiza que si ésta "se produjera al margen del juego o estando el juego detenido, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos". Es decir, que considera la acción de Hermoso como "violenta" y "al margen del juego", porque el balón no estaba parado.

La entrada de Valverde a Morata, un partido

Por ello, desde el Atlético valoran como excesivo el castigo, pues entienden que, aunque dura, era una acción del juego y el jugador rival (Loren) pudo continuar sin ningún problema. El 123 no es el artículo pertinente. Al a vez, en redes, la afición mostró su indignación recordando que otras entradas similares costaron un partido. Por ejemplo, la de Fede Valverde a Morata en la final de la Supercopa en Arabia.

Así, y si Apelación no cambia de parecer, Simeone tiene para los dos partidos de esta semana a Savic, Felipe y Giménez. El uruguayo aún se recupera de un fuerte golpe en el tobillo saufrido ante el Betis y el brasileño sigue cogiendo la forma para acercarse al nivel previo al parón. Si Giménez no llega a tiempo, en el Coliseum jugarán Savic-Felipe, la dupla que terminó ante el Betis tras la roja directa a Mario, la primera de su carrera.