BARCELONA

El filial recibe con los brazos abiertos a Ansu Fati

El joven delantero se ejercitó esta mañana a las órdenes de García Pimienta para ir preparándose de cara al ‘play off’ de ascenso a Segunda que se disputará el 19 de julio en Málaga ante el Valladolid Promesas.

El filial recibe con los brazos abiertos a Ansu Fati
@FCBarcelonaB

Ansu Fati fue la gran sorpresa en la sesión matinal de este sábado del Barcelona B de García Pimienta. El filial blaugrana, que lleva unas semanas trabajando con el reto de llegar en las condiciones más óptimas al primer partido del ‘play off’ de ascenso contra el Valladolid Promesas que se jugará el domingo 19 de julio en Málaga, contó además con la presencia de varios jugadores que hasta hace poco estaban ejercitándose en la dinámica del primer equipo, como el portero Iñaki Peña, los defensas Jorge Cuenca y Dani Morer, el centrocampista Monchu y el delantero Álex Collado. García Pimienta también está a la espera de poder integrar la próxima semana a Riqui Puig y Ronald Araujo para preparar la primera eliminatoria.

En todo caso, la presencia este sábado de Ansu Fati revolucionó la jornada matinal del filial. Y es que el delantero no pudo viajar a Pucela con la expedición del primer equipo al estar sancionado tras ver la roja directa en el derbi ante el Espanyol.

Fati pudo reencontrarse con sus compañeros, ejercitándose en el campo número siete de la Ciutat Esportiva, donde también se encontraban los jugadores del Europa, que jugaron un amistoso el día anterior con el filial blaugrana.

Hay que recordar que Ansu no ha jugado todavía ningún partido oficial con el filial: saltó directamente del Juvenil A al primer equipo bajo la supervisión de Ernesto Valverde. Y es que el técnico extremeño ‘alucinó’ tanto con el talento y descaro del chaval el pasado verano durante la pretemporada -aún no había cumplido los 17 años por aquel entonces- que decidió hacerlo un hueco en el primer equipo, coincidiendo además con las bajas en ataque de Leo Messi y posteriormente de Luis Suárez.

Sus números y su rendimiento le han consolidado como una de las referencias del primer equipo en ataque, rompiendo además todos los registros de precocidad en la historia del club.

Todo apunta que Fati no estará el próximo domingo en el último partido de LaLiga ante el Alavés en Vitoria sino que acompañará al filial a la gran cita del ascenso. Sin duda, un refuerzo de lujo para las aspiraciones blaugrana de subir a Segunda, que además contará con otro peso pesado para reafirmar esas aspiraciones: Riqui Puig.