REAL MADRID

Benzema tiene escolta

Zidane repitió tridente por primera vez tras el parón, con Rodrygo y Asensio acompañando al francés. Los dos se han ganado un papel principal.

Zidane repitió tridente ofensivo por primera vez desde que el Real Madrid regresó del parón. Es cierto que mucha parte de culpa la tienen las rotaciones y también los problemas físicos de Hazard, aunque mucho tiene también que ver el buen rendimiento que ha ofrecido el ataque compuesto por Asensio, Benzema y Rodrygo.

La conexión entre los tres comenzó a fraguarse en la segunda mitad contra el Getafe. La salida de Rodrygo y Asensio mejoró al Madrid, que no encontraba la fórmula para abrir espacios en la ordenada defensa de Bordalás. El brasileño ocupó la derecha y el balear la izquierda. Los de Zidane ganaron profundidad y presencia en ataque.

Con ellos llegaron los mejores minutos del equipo, que hasta entonces estuvo bastante gris, y también el penalti provocado por Carvajal y transformado por Ramos que propició el único tanto de los blancos.

Esa buena actuación sirvió para que Zidane les diera la titularidad en un partido clave, contra el Athletic en San Mamés. Era un premio para un Rodrygo que fue titular en el primer encuentro y luego desapareció (tres partidos seguidos sin minutos). Significaba también la culminación de la recuperación definitiva de Asensio: ya estaba preparado para salir de inicio en un partido importante.

Especialmente positivo en ese partido fue el rendimiento de Asensio, uno de los más destacados del Madrid en San Mamés. Rápido, participativo y aportando dos centros que rozaron el gol.

Contra el Alavés, Zizou mantuvo la confianza en ellos y volvieron a responder, especialmente en la segunda mitad. Esta vez les cambió de bandas (Asensio a la derecha y Rodrygo en la izquierda), ocupando ambos la demarcación en la que más cómodos se sienten. El brasileño dejó varias buenas acciones, mientras que Asensio hizo el segundo gol y volvió a ofrecer un gran tono.

Con Benzema innegociable, Zidane ha encontrado a dos futbolistas que mezclan a la perfección con el francés. Es una demarcación con overbooking, aunque Asensio y Rodrygo se han subido definitivamente al carro de los que serán importantes. Tendrán que repartirse los minutos con Hazard, ya recuperado, con Vinicius, en gran momento de forma, y con Isco, al que Zidane suele utilizar cuando busca más equilibrio. Lo que parece claro es que han adelantado definitivamente a Bale, que otra vez vio ante el Alavés todo el partido desde el banquillo…