X ANIVERSARIO DEL MUNDIAL DE SUDÁFRICA

Del Bosque: "Casillas lo haría bien de presidente de la RFEF"

El exseleccionador destacó junto con Irene Lozano el papel del deporte: "El fútbol ha vuelto a salir al rescate de la sociedad".

Del Bosque: "Casillas lo haría bien de presidente de la RFEF"
Mariscal EFE

Mañana día 11 de julio se cumple el décimo aniversario del mayor hito futbolístico de la Selección española. Fue en el año 2010, en Sudádrica, cuando España se proclamó campeona del mundo al imponerse ante Holanda por 1-0 en la final gracias a un gol de Iniesta. Ese acontecimiento es el que han querido rememorar desde el Consejo Superior de Deportes, cuya presidenta Irene Lozano, que acudió con una camiseta firmada por Iniesta, recordó junto a Vicente Del Bosque, el entrenador de la Selección en aquella cita.

El exseleccionador recordó cómo afrontó la final: "Nos jugábamos mucho. Era deporte: sólo podíamos ganar o perder. Teníamos unos nervios contenidos. Éramos conscientes de lo que sucedía en cada plaza y cada barrio de España. Eso era un motivo de orgullo y mayor responsabilidad. Repito lo de solo es el fútbol, pero tiene tanta dimensión como un Mundial de fútbol que sólo puede ganar uno. Éramos un equipo muy unido, toda la gente que componía la expedición". Pero aunque España se llevase el título, el inicio fue difícil con una derrota contra Suiza: "No fue un campeonato lineal. Hubo altibajos. Fuimos tomando medidas que con bastantes cosas acertamos viéndolo con el paso del tiempo".

El tiqui-taca unió a España. "Fue la primera vez que fui a celebrar algo a Cibeles. Yo nunca lo había hecho. Recuerdo esa sensación cuando terminó el partido y de tener que ir a las calles", confesó la presidenta del CSD. Y añadió: "Es una historia que siempre gusta contar. Es como los cuentos que te piden los niños que se la vuelvas a contar".

Irene Lozano apuntó a la importancia de aquel Mundial: "No estaba tan nerviosa como el entrenador. La magia del fútbol es que te juegas mucho más. Estábamos en 2010, en medio de una crisis económica, y había la oportunidad de asociar la idea de España y de éxito. Eso es lo que nos daba un respiro".

A través de dos vídeos participaron Casillas e Iniesta. "Fue un antes y un después ese Mundial. Como jugador y participe me siento muy afortunado de poder haber podido contribuir. Como país vivíamos una situación complicada por la crisis y ayudamos a pasar un momento con otra autoestima y otra forma de ver las cosas. A nivel como país sirvió para darnos cuentas de muchísimas cosas buenas. Pasamos momentos difíciles durante el torneo, pero confiamos en nosotros y en el entrenador", señaló el centrocampista. "Conquistamos una copa del mundo tan ansiada y que mucha gente no lo había visto en su vida. Llenamos los corazones de mucha gente. España dio un salto de calidad en lo futbolístico y como sociedad. Todo el mundo empezó a situar a nuestro país en un punto del mapa. Aquel triunfo supuso poder mirarte a los ojos y ver confianza y alegría. La unión que hubo, la alegría y vitalidad de todos los españoles alrededor de una Selección. Ese acontecimiento dio más importancia a la unión social de todo un país", añadió el guardameta. Sobre ambos habló Del Bosque: "Cada uno tiene su propia historia. Son dos líderes del vestuario. Uno era más callado , pero por su juego atraía al resto de jugadores".

Irene Lozano quiso destacar la importancia de la Marca España: "A los dos les hubiera gustado venir. El mensaje que dejan es el importante, no sólo ganamos aquel Mundial , sino que somos una potencia en deportes de equipo. Es algo que hay que subrayar. La moraleja es que, aunque no somos siempre capaces de trabajar en equipos, pero que cuando se da la magia hacemos las cosas bien. Es una lección que nos sirve de mucho para el deporte y para cualquier otro aspecto social, económico y político".

Del Bosque admitió también que ha estado diez años sin ver aquel encuentro: "No he visto el partido del Mundial durante el confinamiento. No tenía ningún sentido, pero ya me lo he visto". Y analizó los restos que ha dejado aquel hito: "Primero vino mimetismo de abajo arriba. Desde abajo se trabajó muy bien. Ahora todo se ha trasladado al fútbol base un propio estilo. Me gustaría decir que me tengo que acordar, y no quiero ser malo, de Ángel Villar. Ha sido bueno para el fútbol. Ha sido uno de los impulsares del fútbol femenino y ha sido uno de los artífices del título mundial. Al igual que tengo que hablar del CSD, del RFEF, de LaLiga... Cuando tomasteis la decisión de poder jugar LaLiga este año es importante, ha salido muy bien. Ahora el fútbol y el deporte han salido al rescate a la sociedad española". Irene Lozano se sumó: "No me parece pretencioso decir que el fútbol desempeña un papel social. En aquel momento desempeñó un papel crucial. Necesitábamos ese chute de confianza. Me gustaría también agradecérselo a Lizavetsky y a Gómez Angulo". Y prosiguió Del Bosque: "Esto se puede trasladar a la sociedad".

El exseleccionador desveló cuál fue la primera llamada que realizó: "La primera fue mi familia. Tuve algún equilibrio emocional y no lloré. En los partidos me tiritan las piernas. Me di cuenta que habíamos hecho una cosa buena y cómo lo conseguimos". Y también se acordó de su predecesor: "Teníamos una gran herencia de Luis. Siempre les dije que debían hablar bien del anterior seleccionador. Del que estaba no debían hablar ni bien ni mal. Pero había que cuidar la herencia que nos dejó Aragonés".

Tras el acto, Del Bosque habló con los medios y sobre la posibilidad de que Casillas sea presidente de la Federación: "Desconozco sus intenciones, pero puede ser. Yo le animo a que se presente, seguro que lo hace bien".