FÚTBOL

Los clubes españoles perderán 80M€ si se prohíbe la publicidad de las casas de apuestas

El Ministerio de Consumo presenta un proyecto que endurecerá las medidas contra este tipo de publicidad. Entraría en vigor antes del comienzo de la próxima Liga.

Jugadores del Valencia.
JAVIER SORIANO AFP

Los clubes de fútbol recibirán la próxima temporada un duro revés en sus presupuestos si sale adelante el proyecto de Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del Juego que ha elaborado el Ministerio de Consumo y que ha presentado este jueves. Se trata de una medida que tendrá un impacto negativo en las cuentas de los equipos de LaLiga de unos 80 millones de euros.

La gran mayoría de los clubes de LaLiga tienen entre sus patrocinadores una casa de apuestas, algo que podría dejar de suceder la próxima campaña. En Primera se verían afectados casi la totalidad de los clubes, ya que los únicos que no cuentan con un operador de este tipo entre sus socios son el Valladolid, el Villarreal y la Real Sociedad. En Segunda son casi la totalidad de los equipos los que tienen un acuerdo con alguna casa de apuestas y la gran mayoría la lucen en sus equipaciones. El problema para estos equipos no sólo será la prohibición de exhibirlo en sus zamarras, sino que tampoco podrá verse en las vallas publicitarias, estadios o centros de entrenamientos. Estas son otras de las limitaciones que presenta el texto.

Se trata de una medida que afectará de lleno a las cuentas de los equipos, que además de esta pérdida, estimada en casi 80 millones de euros, añaden el revés que ha supuesto la pandemia, que en alguna de estas entidades ha provocado la pérdida de patrocinios y de otros ingresos por la explotación de varios de sus activos. Encontrar en estos momentos un nuevo patrocinador que reemplace esas pérdidas podría tratarse de un trabajo muy complejo para los equipos. Desde la patronal no se teme que peligre la viabilidad de los clubes, pero si supondrá un reajuste importante, ya que se trata de unos de los conceptos más importantes en su cuenta de ingresos tras el dinero que perciben las televisiones. Estos últimos también se verán afectados, ya que tampoco podrán emitir publicidad de este tipo durante las retransmisiones y durante las horas de protección hacia los menores. Los medios de comunicación también serán uno de los grandes afectados por esta medida (perderían unos 150 millones) de un negocio que aporta en impuestos 1.900 millones de euros a las arcas del Estado y que genera casi 50.000 empleos en España.

Esta medida está recogida en el artículo 12 de su capítulo dos del borrador del Real Decreto Ley y que apunta a diversas prohibiciones para los clubes de fútbol (y de otros deportes). La primera y principal pérdida para muchos clubes será la de no poder lucir en sus camisetas ninguna marca relacionada con las apuestas. Así lo estipula en el punto cuarto de dicho texto: "No será admisible el patrocinio en camisetas o equipaciones deportivas". Una medida que afectará principalmente Sevilla, Valencia, Osasuna, Levante, Leganés, Alavés, Granada y Mallorca, ya que son su principal patrocinador.

Pero no sólo a afectará a estos clubes, sino a la gran mayoría de los que conforman actualmente Primera y Segunda División, siendo los equipos de esta otra categoría de los más afectados, ya que sus ingresos son mucho más reducidos y les quitarías principal fuente de ingresos tras las televisiones. Las limitaciones a este tipo de patrocinio se amplían en el resto de puntos de dicho borrador. Por ejemplo, en su apartado dos señala: "No será admisible el patrocinio de actividades, acontecimientos deportivos, o retransmisiones de los mismos, dirigidos específicamente o cuya participación esté restringida en exclusiva a menores de edad". Esto afectaría a las vallas publicitarias que están situadas alrededor del perímetro del campo y que se ven durante los partidos.

También afectará a una de las cada vez más recurrentes fuentes de financiación y de ingresos en el fútbol europeo y que ya se ha planteado en alguna ocasión en España, que es el de dar nombre a tu estadio con una marca, algo que también estará prohibido si sucede con una casa de apuestas por el nuevo texto: "No podrán realizarse actividades de patrocinio que consistan en la utilización del nombre, marca o denominación comercial de un operador para identificar a una instalación deportiva o a cualquier centro de entretenimiento".  O tampoco los clubes podrán modificar su nombre o el de la competición para añadir de "apellido" un patrocinio deportivo: "Tampoco podrán realizarse actividades de patrocinio que impliquen sustituir o añadir al nombre de un equipo o competición deportiva o de cualquier otra entidad ajena al sector de los juegos de azar y las apuestas el nombre o la denominación comercial de un operador".

Además, el nuevo proyecto impide la captación de clientes a través de bonos de bienvenida, extremando la medida de febrero que permitía un máximo de 100 euros en este respecto. Para que todo lo aquí listado tenga efecto, Bruselas y el Consejo de Estado deben dar su visto bueno a la iniciativa del Ministerio de Consumo y, una vez logrado, el Gobierno espera aprobar esta actualización antes del comiendo del próximo campeonato liguero.

Esto dice el artículo 12 del capítulo del borrador Real Decreto Ley que afectaría a los clubes:

"1.No se utilizará la imagen de marca, nombre comercial, denominación social, material o mensajes promocionales del patrocinador en eventos, bienes o servicios diseñados para personas menores de edad o destinadas principalmente a ellas.

2. No será admisible el patrocinio de actividades, acontecimientos deportivos, o retransmisiones de los mismos, dirigidos específicamente o cuya participación esté restringida en exclusiva a menores de edad.

3. No podrán realizarse actividades de patrocinio que consistan en la utilización del nombre, marca o denominación comercial de un operador para identificar a una instalación deportiva o a cualquier centro de entretenimiento. Tampoco podrán realizarse actividades de patrocinio que impliquen sustituir o añadir al nombre de un equipo o competición deportiva o de cualquier otra entidad ajena al sector de los juegos de azar y las apuestas el nombre o la denominación comercial de un operador.

4. No será admisible el patrocinio en camisetas o equipaciones deportivas.

5. La emisión, emplazamiento o difusión del patrocinio mediante comunicaciones comerciales a través de medios presenciales en estadios, instalaciones o recintos deportivos de cualquier tipo deberá ajustarse a las limitaciones horarias y los requisitos establecidos en este real decreto para las modalidades de servicios de comunicación audiovisual".