BARCELONA-ESPANYOL

Rufete: "El Espanyol del futuro se debe construir desde lo de hoy"

El entrenador reconoce que "nos duele en el alma por los aficionados" y que desde hoy ya se están trabajando en la plantilla de la próxima temporada en Segunda.

Rufete, con RDT ante la mirada de Piqué.
Alberto Estévez

¿Cómo está el vestuario?

El equipo está muy fastidiado. Es una situación que nadie quiere vivir. Nos quedan tres partidos y hay que seguir creciendo. Lo de hoy es el ejemplo de lo que queremos ser. Estoy orgulloso del equipo de hoy.

Era inevitable el descenso, pero ¿qué tiene que decir de ello?

La situación es difícil y ahora pasan las cosas. Lo que se vivió hoy tiene mimbres para empezar a construir el futuro. No hay que comparar más. Nos duele en el alma por nuestra gente. Lo de hoy es el mejor ejemplo del futuro.

¿Cómo enfoca el descenso?

Es una gran oportunidad para construir un nuevo Espanyol y para luchar. Hay que crear identidad. Todos tenemos que dar un paso adelante para estar cerca de la gente. Tenemos que dar la cara y estar aquí para transmitirles que pelearemos al máximo para volver a Primera.

¿Se centrará más en la dirección deportiva que en dirigir estos partidos?

El club empieza a tener una estructura y ya se trabaja el mercado. Acabaré mi faena y deberé ayudar a fichar. El club no, no hay problemas en ese aspecto.

¿Por qué han descendido?

Es una consecuencia que se va desencadenando y no se ha detenido. Cuando se toman decisiones, si  son erróneas, rectificas y no se arreglan, pues se agrava. La parte deportiva y otras están conectadas. Todos tenemos que dar el máximo. Hay veces que sucede y cambias el timón. Otras no. Aquí estamos y aquí estoy. Hay que trabajar duro para nuestra gente.

¿Qué responsabilidad tiene usted?

Tengo responsabilidad, formé parte del equipo de trabajo. Cuando eludes la responsabilidad, no estás. Si alguien conoce mi carrera no soy de eludir la responsabilidad. Conozco la elite y lo que es un vestuario. Doy la cara.

¿Cree que el equipo mereció más en este derbi?

La sensación del partido es de frustración porque el equipo estuvo muy bien e hizo mucho para conseguir más de lo que nos llevamos. La mentalidad del equipo fue excelente. Estoy orgulloso de ser su entrenador. Hay que acabar con la cabeza alta y de pie. Su afición puede estar orgullosa.