INGLATERRA

El City manda un aviso al Madrid y fortifica el Etihad tras el parón

En los cuatro partidos de los de Guardiola en casa desde el 'reinicio' han abusado de Arsenal (3-0), Burnley (5-0), Liverpool (4-0) y Newcastle (5-0). Un 17-0 que asusta.

El City celebra el gol de Silva al Newcastle.
OLI SCARFF AFP

Cuatro partidos. Cuatro goleadas. 17 goles a favor. Ninguno en contra. Ese es el balance del Manchester City en el Etihad desde el reseteo de la Premier League. La última, la fiesta ante el Newcastle de este miércoles (5-0). La primera, el paseo ante el Arsenal del redebut (3-0). La más meritoria, el sometimiento al campeón (4-0). Además del manotazo en apenas media hora al Burnley (5-0) de finales de junio. Un aviso en toda regla para el Real Madrid.

Los hombres de Zidane visitarán el estadio skyblue en agosto en busca de una remontada de Champions, tras el 1-2 de la ida. Por un momento parecía que la vuelta se jugaría en terreno neutral, Portugal, pero las presiones de Guardiola, y del Barça, han logrado que los octavos de final se finiquiten donde la antigua normalidad marcaba y no donde la nueva dictaba.

Gol del empate (1-1) de Gabriel Jesus en el partido de ida en el Bernabéu.

Los goles de Gabriel Jesus y De Bruyne atropellaron al marcado por Isco, poco antes, y asomaron a los blancos al abismo en su competición fetiche. El técnico ‘citizen’ es consciente del idilio madridista con la Champions League y no quiere perder la ventaja del calor, o del frío (verano en Mánchester…), del hogar. El 17-0 que acumulan sus hombres en el Etihad pospandemia dan razón a su insistencia.

Así, sin la presión de luchar por una Premier que el Liverpool tiranizó desde el comienzo y con el segundo puesto prácticamente asegurado, todos los partidos de ahora en adelante servirán de ‘pretemporada’ para preparar el asalto a la Champions, lunar del equipo y del entrenador. La máxima competición continental es el único debe del City desde que Sheikh Mansour lo convirtiese en potencia mundial. Mientras que Guardiola, maestro de la regularidad (ocho trofeos ligueros), lleva tropezando en la Liga de Campeones desde que la ganase al frente de ‘su’ Barça (2008-09 y 2010-11).

Duelo de rachas

La empresa, como apuntamos, es complicada para el trece veces campeón de Europa: sólo el Wolverhampton de Adama Traoré (0-2, en octubre de 2019) ha robado un resultado como visitante en la presente temporada que valdría por una remontada. No obstante, si los de Mánchester están en forma, el Madrid ha vuelto del parón como un avión.

Siete triunfos en otros tantos partidos. Un pleno que ha convertido la desventaja (estaba a dos del Barça cuando el COVID-19 lo congeló todo) en ventaja. De ganar al Alavés en el Alfredo Di Stéfano este viernes (22:00 horas, Movistar LaLiga), tendría cuatro puntos de ventaja sobre el Barça con solo nueve en juego. De levantar la trigésimo cuarta, certificaría una remontada liguera que enviaría su aviso particular al City. Además, Zidane no sabe lo que es perder una eliminatoria de Champions como entrenador. El Etihad es un fortín, pero el Madrid está dispuesto a mantener viva la racha de su entrenador. Ya lo reconocía el propio Gabriel Jesús a AS momentos después del partido de ida: "No nos fiamos... Es el Real Madrid". Agosto dictará sentencia.