REAL ZARAGOZA

“Todo está muy difícil porque debemos volver a reconstruirnos”

Víctor Fernández reconoce que el equipo no está teniendo esa capacidad para darle la vuelta a esta mala racha y asegura que “hay que tirar de nobleza, valor y orgullo”.

“Todo está muy difícil porque debemos volver a reconstruirnos”
ALFONSO REYES DIARIO AS

Víctor Fernández considera que Mario Suárez debería haber sido expulsado, pero no quiere justificar la derrota en ese error arbitral: “Su gol ha tenido un impacto brutal en nuestro ánimo, para mi exagerado. Hemos salido como anestesiados en el segundo tiempo y hemos concedido unas ventajas tremendas al contrario”.

Valoración: “Hemos conseguido lo más difícil, que es adelantarnos en el marcador en este tipo de fútbol, y no puede ser que nos metan un gol en el minuto 47 y de la forma que lo han conseguido. Su gol ha tenido un impacto brutal en nuestro ánimo, para mí exagerado. Hemos salido como anestesiados en el segundo tiempo, pensando todavía en esa jugada, y hemos reaccionado muy mal. Hemos concedido unas ventajas tremendas al contrario y en el fútbol actual si tú regalas, el adversario pasa por encima. Ese es el punto de partido en el análisis del encuentro, que no hemos sabido manejar ese momento trascendental. El 3-2 nos volvió a meter en el partido, pero tampoco tuvimos opciones claras de empatar porque hay doscientas interrupciones. Ya sabemos que si tú no has hecho el trabajo anteriormente, después es prácticamente imposible coger ritmo de juego. Y tampoco tenemos suerte en determinadas decisiones arbitrales que pueden ser decisivas. Me sorprende que Mario Suárez no haya sido expulsado, estando el árbitro a dos o tres metros de la jugada. Fíjate cómo ha reaccionado Paco Jémez, que en el descanso lo ha quitado porque era consciente del error que había tenido el árbitro. Ni siquiera en eso hemos tenido suerte y no hemos sabido jugar con las circunstancias del partido”.

Causas de esta mala racha: “Nos estamos desangrando por el tema de las lesiones, que no nos han permitido contar con un equipo base, que es el que conocen todos los aficionados y el que nos ha dado un rendimiento muy alto y nos ha permitido llegar hasta aquí. Esa es la principal razón. Después, el formato de la competición, con las características de nuestra plantilla, nos perjudica. Tenemos que apurar a jugadores que no son máquinas. El otro día Luis Suárez tuvo que ser infiltrado dos veces antes de jugar el partido por un golpe en el pie y eso es una barbaridad. Estamos desangrándonos un poco por ese apartado y tenemos la necesidad urgente de volvernos a recuperar en el plano anímico. Es complicado porque estamos recibiendo golpes duros en momentos cruciales de los partidos, con errores defensivos muy groseros. Eso es dar mucha ventaja al rival. También se han cebado las lesiones en la misma línea, lo que no te permite dar una rotación sobre la misma. Tenemos mucho trabajo por delante y todo está muy difícil porque debemos volver a reconstruirnos en el plano físico, en el plano táctico y en el plano anímico. No estamos teniendo esa capacidad para darle la vuelta y con una presión que algunos jugadores la están sufriendo exageradamente”.

Sin margen de error: “Tenemos que tirar de nobleza, valor y orgullo porque sólo con la aportación futbolística va a ser muy difícil porque también estamos enfrentándonos a equipos realmente importantes. Por eso tiene muchísimo mérito llegar adonde hemos llegado a falta de cuatro jornadas. Es un replanteamiento que debemos hacernos de una manera urgente y tratar de apurar al máximo nuestras opciones. En el fútbol puedes pasar de llorar a la alegría en 72 horas y no podemos quedarnos hundidos. Debemos levantarnos, debemos recuperarnos y tenemos que seguir confiando en el equipo y mejorar nuestra autoestima”.

Arbitraje: “No debemos justificar nuestra derrota por una acción puntual del árbitro. A mí lo que más me sorprende viendo las imágenes es que no estaba lejos de la jugada y ve cómo entra el jugador por detrás y a destiempo. Para mí ya no sólo era amarilla, sino que puede ser perfectamente roja directa. Es que estaba allí cerca, pero sería un grave error por nuestra parte centrar en un error puntual del árbitro lo que ha sucedido posteriormente en el campo. Sí que nos produce frustración y desesperación porque son jugadas decisivas de las que no estamos saliendo beneficiados y tienen un coste muy grande para nosotros”.