CELTA-ATLÉTICO

1x1 del Atleti: el triángulo Arias, Llorente y Correa se quedó corto

Morata volvió a ver puerta, su tercer gol en dos partidos. Las bajas impidieron a Simeone tener un fondo de armario tan profundo.

Oblak: No tuvo apenas trabajo en la primera mitad, ya que los remates peligrosos de Brais no cogieron portería. Pero en la primera del Celta en la segunda mitad, un remate defectuoso de Fran Beltrán se introdujo en su meta por toda la escuadra. Oblak y el propio Beltrán fueron los primeros en quedarse perplejos. Tuvo dificultades para repeler varios disparos complicados de Brais y Santi Mina. 

Arias: Le está viniendo muy bien la rotación con Trippier. Vuelve a sentirse importante y fue clave en el primer gol. Se adelantó al pase de Aspas, recuperó, hizo la pared con Llorente y le puso un gran balón a Correa, que asistió para Morata. Gran habilidad para romper líneas desde el lateral derecho buscando directamente a Llorente por abajo. Se entendió muy bien con el ‘14’, concentrando los ataques del Atlético por su costado. En los últimos minutos apareció menos, con más dificultades para llegar a línea de fondo. 

Savic: Está muy rápido, llegando a banda cuando los rivales superan a su lateral. Bien por arriba, solventó los problemas que le generaron Smolov y Aspas. 

Giménez: Muy sobrio, acabó sin la bota izquierda acompañado de los doctores del Atlético con posibles problemas en el tobillo. Fran Beltrán llegó desde segunda línea y remató en el área de una manera inverosímil para conseguir el tanto del Celta. Muy activo para medirse con Aspas, recibió su primera amarilla en Liga por una falta sobre el gallego. 

Lodi: Vio una amarilla muy rápida a los 23 minutos por una falta sobre Hugo Mallo. Durante la primera mitad, el Atlético volcó su ataque por el costado de Arias, mucho más activo en campo rival que el brasileño. Después del descanso fue apareciendo más, buscando las paredes con Koke y percutiendo con insistencia. Hugo Mallo y Brais le atacaron por su costado para intentar hacerle daño. Se marchó sustituido lastrado por la cartulina cuando más estaba apareciendo cerca del área rival. 

Thomas: Regresó al pivote tras haber rotado contra el Mallorca. Tuvo momentos en los que consiguió darle más velocidad al ataque colchonero, entrando en juego con asiduidad, pero no consiguió imponer su ritmo durante largos tramos del partido. Tampoco estuvo acertado las pocas veces que probó su disparo. El Atlético necesita una mejor versión del ghanés. Se marchó sustituido por Herrera. 

Saúl: Muy atento en las ayudas, cortando un balón crucial para el que se relamía Smolov. Hace un trabajo oscuro importantísimo, pero le falta lucir más con balón. No consiguió entrar en juego en los metros finales, donde es más peligroso. Con la salida de Thomas se quedó como ancla del equipo, formando una línea de tres con los centrales y el resto del equipo volcado. 

Correa: Asistencia para el gol de Morata, con un centro tenso que tocó lo justo en la pierna de Fran Beltrán para que le cayese al movimiento de Morata. El colegiado le cortó un mano a mano por una falta inexistente de Llorente. Se le notó con más chispa, buscando el desequilibrio y combinando constantemente con el '14', su mejor socio. Dejó el terreno de juego a los 73 minutos después de haberse mostrado más participativo que en los partidos anteriores postconfinamiento. 

Koke: Intentó mostrarse activo, con la mente rápida para buscar el pase al espacio en los metros finales, como combinó con Correa en una jugada donde el árbitro cortó el mano a mano del argentino. Le faltó aparecer con más constancia en la zona de la mediapunta. Bien cuando jugó al primer toque para hacer paredes o salir de la presión celeste. 

Koke, durante el partido contra el Celta.

Llorente: Ya no es novedad verle jugar en la delantera. Se entendió muy bien con Arias y con Correa para generar mucho peligro por la banda derecha. Le gusta caer al costado para aprovechar su potencia en carrera, ya que no tiene los movimientos habituales de un delantero en el área. A punto estuvo de generar otro gol así, marchándose de Murillo en carrera y poniendo el balón al punto de penalti, aunque tenía a Koke sólo al segundo palo. Dejó su lugar por Vitolo tras otro buen partido. 

Morata: La primera que tuvo fue para dentro en un desmarque muy similar al de su segundo gol contra el Mallorca, al segundo palo para rematar en esta ocasión la asistencia de Correa con un rebote de por medio. Un delantero que vive mucho de las rachas y ahora vuelve a ver grande la portería. Tuvo que bregarse constantemente con los tres centrales del Celta, muy potentes en el juego aéreo. Dejó alguna maniobra preciosista con el balón en los pies para marcharse de los zagueros celestes. Se marchó sustituido por Saponjic en los últimos instantes tras un partido con gol, aunque muy difícil ante una defensa fuerte y poblada. 

Triple cambio

Vitolo: El canario salió por Llorente para dar mordiente en la punta de ataque. El VAR revisó una posible mano que hubiese supuesto un penalti a favor del Celta, pero no pareció nada. En esa misma jugada salió en potencia, protegió el balón y sostuvo el ataque que concluyó con un buen disparo de Lemar. 

Herrera: Saltó por Thomas. Jugó por delante de Saúl, pero la defensa poblada del Celta se cerró bien y apenas pudo romper líneas. Un resbalón casi le juega una mala pasada, lo solventó cometiendo falta para frenar la contra.  

Manu Sánchez: Más minutos para el canterano en el lateral izquierdo. Subió con insistencia la banda, instaurado cerca del área rival. Sus centros no encontraron rematador.

Lemar: Entró muy participativo, buscando entrar en juego moviéndose hacia el medio desde la banda izquierda. Probó a Iván Villar con un zurdazo que despejó el meta. Minutos interesantes del francés. 

Saponjic: Últimos minutos para su segunda aparición en Liga. Remató de manera acrobática un balón en el área donde el línea señaló fuera de juego. Pidió penalti por mano de Olaza, pero antes había tocado él mismo con el brazo.