LEVANTE 1-REAL SOCIEDAD 1

1x1 de la Real: El renacimiento de Isak no es suficiente

El sueco protagoniza un partidazo, gol incluido, contra el Levante; pero no sirve para ganar en La Nucía

1x1 de la Real: El renacimiento de Isak no es suficiente
DAVID GONZALEZ DIARIO AS

Moyá: Aporta seguridad, saber estar y dotes de mando. Segundo partido como titular desde el reinicio liguero, y Segunda buena actuación del meta balear, parada salvadora incluida en la segunda parte para amarrar un positivo punto contra el Levante.

Gorosabel: Volvía al once y cuajó una actuación notable, especialmente en la primera parte, subiendo mucho su banda. El debe es que estaba mal colocado en el balón largo a Morales que provoca el empate. En la segunda parte estaba fundido y subió menos la banda, pero le puso mucha entrega.

Le Normand: Partido serio del francés, apagando fuegos de los compañeros y secando a un combativo Mayoral. Tuvo un remate de cabeza franco en un córner en la primera parte, pero su remate de marcho muy alto.

Elustondo: Sufrió mucho con la velocidad de Morales, como quedó demostrado con el gol del empate del Levante que le pilla mal colocado y luego ya no puede reaccionar. Le costó sacar el balón jugado desde atrás como ha solido hacer otras veces.

Aihen Muñoz: Empezó excesivamente tímido y se fue soltando, sobre todo en la primera parte, conectando bien con Oyarzabal. Tras el descanso le faltó subir más su banda cuando la Real pasó a jugar de forma descarada con cinco defensas. Sustituido porque estaba fundido.

Zubimendi: Buena primera parte llevando la manija del centro de campo de la Real. Ha ido cogiendo confianza y ahora ya tiene hasta galones para distribuir con acierto, quitando algún desajuste que debe mejorar. Pero lo que sobre todo debe cuidar es su problema con las amarillas. Tercera en sus tres partidos, algo que le penaliza lo que resta del partido.

Merino: Es un pulmón incansable, este más o menos acertado. En La Nucia se puso el mono de trabajo y no paró de correr, más acertado esta vez sin balón que con él. Ahora es insustituible, pero como no descanse, se va a lesionar.

Oyarzabal: Décima asistencia de la temporada para el eibarrés, en un buen centro desde la izquierda que habilita a Isak. Con eso está todo dicho. Dio sentido a cada balón que tocó hasta que fue cambiado porque no podía más.

Odegaard: Juega lastrado por su lesión de tobillo y se nota. Por eso fue cambiado a la hora de juego. Pero su primera parte fue más que aseada, filtrando balones entre líneas y llegando hasta posiciones de remate, probando fortuna desde la frontal. Hasta al 50% es un jugador interesante.

Portu: Potencia sin control. Lo da todo en cada acción, pero le falta acierto y frescura para estar más acertado con balón. Tuvo la victoria en sus botas en la primera parte, en la mejor ocasión del partido, al mandar por encima de la portería un mano a mano con Aitor tras un pase maravilloso de Isak.

Isak: Partidazo del delantero sueco, que ha vuelto a renacer tras volver del confinamiento irreconocible. Especialmente en la primera parte, estuvo en todas las acciones de peligro de la Real. Se le vio con chispa, velocidad, remate y visión de juego. Cuando arrancó la moto parecía imparable. Y además marcó por segunda jornada consecutiva, esta vez un golazo de espuela en un remate complicadísimo tras un centro de Oyarzabal.

Zubeldia: Salió tras el descanso para dar consistencia a la medular y en labores defensivas cumplió, pero el equipo perdió velocidad en la circulación de balón.

Llorente: Imanol lo colocó en una defensa de cinco para buscar asegurar el punto cuando vio que la Real físicamente no tenía punch para buscar la victoria. Cumplió en defensa y tuvo una arrancada muy peligrosa desde atrás que poco faltó para que llegara a buen puerto.

Barrenetxea: Primer partido postconfinamiento después de lesionarse en el calentamiento contra Osasuna. Jugó más centrado de lo habitual y apenas pudo hacer daño con sus regates. Lo intentó, pero se nota que aún le falta para coger ritmo de competición. Puede ser muy importante en estos últimos cuatro partidos.

Willian José: Varios balones aguantados de espaldas para jugar con sus completos fueron su única aportación en los diez minutos que salió. No le colgaron ni un balón en los últimos minutos para que tuviera opción de remate.

Monreal: Aihen estaba fundido y salió a cubrir su lateral con tanto ímpetu que hizo varias faltas en campo contrario. Jugará el viernes contra el Granada.