CHAMPIONS

Oficial: el Manchester-Madrid será en el Etihad; el Barça-Nápoles será en el Camp Nou

La vuelta de octavos de Champions se jugarán en los estadios del City, Barça, Bayern y Juventus, tal y como avanzó AS el lunes. La organización prefería que fuera en Portugal para evitar riesgos con el coronavirus.

Este viernes se celebrará el sorteo de la Champions en Nyon y la UEFA, tal y como avanzó AS el pasado lunes, anunció este jueves que los partidos de vuelta de los octavos de final de la Champions no se disputarán en campo neutral, como quería la organización, sino en los estadios que correspondía antes de desatarse la pandemia del coronavirus. El Real Madrid tendrá que intentar la remontada (1-2 en el Bernabéu) en Mánchester frente al City y el Barça recibirá al Nápoles en el Camp Nou tras el 1-1 de San Paolo. La Juve intentará darle al vuelta al 1-0 de Lyon y el Bayern defenderá una cómoda ventaja tras ganar 0-3 al Chelsea en Londres.

La UEFA ha intentado hasta el último minuto que los cuatro partidos de Champions que faltan para cerrar los octavos de final fueran en Portugal, país en el que se disputará el resto de la competición (cuartos, semis y final) a partido único y a puerta cerrada. Pero ha sido imposible. El City y el Barça han presionado mucho para jugar en sus estadios... y para que el Madrid no lo hiciera en campo neutral. La UEFA ya había designado los estadios de Oporto y Guimaraes para disputar los cuatro partidos que restan de octavos.

La presión del Manchester City ha sido consecuencia de la insistencia de su entrenador, Guardiola, de jugar en el estadio Etihad. Pep ha comprobado la fortaleza del Real Madrid en este tramo final de temporada y no quiere dar ninguna ventaja, aunque el calendario de las ligas europeas será favorable al equipo inglés, que llegará más rodado al partido contra el Madrid.

Los grandes afectados son los equipos españoles. El Atleti, ya clasificado para cuartos, tendrá un parón de entre 24 y 27 días entre el final de LaLiga y los cuartos de final de la Champions, que serán entre el 12 y el 15 de agosto. El Madrid y el Barça estarán sin competir tres semanas, las que van entre el 19 de julio y el 8 de agosto, fecha de la vuelta de los octavos de final de la Champions. Una gran desventaja de los equipos españoles frente a los de Inglaterra (la Premier acabará el 26 de julio, a dos semanas de la vuelta de la Copa de Europa) y sobre todo de los clubes italianos, que acabarán la Serie A el 2 de agosto.

Los partidos restantes de la vuelta de los octavos de final se disputarán el 7 y 8 de agosto. Los cuartos de final de la Champions se disputarán entre el 12 y el 15 de agosto, a partido diario, las semifinales los días 18 y 19 y la final se jugará en el estadio Da Luz, en Lisboa, el 23 de agosto. Todos los partidos de la Champions darán inicio a las 21:00 horas y serán a puerta cerrada.

Por su parte, en relación a Europa League, la UEFA explicó que tal y como se anunció en junio, "las eliminatorias Inter de Milán-Getafe CF y Sevilla FC-AS Roma, cuyos partidos de ida también se habían aplazado, se jugarán a partido único en Alemania", mientras que las otras seis eliminatorias se jugarán en los estadios de los equipos que actuaron como visitantes.

Aprobado el protocolo sanitario para la vuelta de las competiciones

La UEFA también aprobó este jueves el Protocolo del Regreso del Fútbol que establece el marco de procedimientos sanitarios e higiénicos, incluso en relación con los test, así como las medidas operativas que se aplicarán cuando se organicen los partidos de sus competiciones.

"El Protocolo podrá complementarse a su debido tiempo con directrices operativas específicas que abarquen tanto los aspectos de su aplicación como las competiciones concretas", señaló la UEFA tras la reunión de su Comité Ejecutivo.

Todos los clubes y federaciones nacionales estarán obligados a cumplir el mismo, así como sus jugadores, oficiales, personal técnico y trabajadores, igual que cualquier otra directriz relacionada como condición para la participación en las próximas competiciones de la UEFA.

"Dado que la situación actual es dinámica e imprevisible, tanto en lo que respecta a su epidemiología como a la naturaleza de las contramedidas impuestas por los gobiernos nacionales, el Protocolo evolucionará con el tiempo y podrá actualizarse según sea necesario para reflejar los cambios en la salud pública y el entorno reglamentario", apuntó la UEFA.