REAL VALLADOLID

Sergio González: "Tenemos que hacer otro gran partido como los que estamos haciendo"

El técnico del Real Valladolid mantiene el discurso de que no hay "nada hecho" antes de recibir al Alavés con varias bajas, entre ellas, la de Míchel.

Sergio González: "Tenemos que hacer otro gran partido como los que estamos haciendo"

El Real Valladolid afronta este sábado su segundo partido consecutivo en casa con la misma mentalidad que el anterior; con la intención de conseguir un triunfo que le acerque al objetivo de la salvación. Sergio González, su entrenador, compareció este viernes en rueda de prensa telemática, donde confirmó que ese afán de siempre por "intentar ser mejor que el rival en los 90 minutos", un Alavés que no llega en un buen momento.

Al entrenador blanquivioleta le preocupa "como un elemento más a gestionar" la ansiedad que puede sufrir el equipo de cara a materializar esa permanencia, aunque mostró su "confianza plena" en que sus pupilos se limpien la mente y no la sufran ante un rival que, a pesar de los cuatro partidos que lleva sin ganar, no invita a dejarse llevar. "Pensamos en el mejor Alavés. Allí hicimos uno de los peores partidos de la temporada; nos hicieron mucho daño. Puede ser una revancha por el mal partido que hicimos allí", indicó Sergio sobre el 3-0 de la ida.

La hoja de ruta está escrita, pero, para reforzarla, el entrenador recurrirá al vídeo de aquel choque para incidir en las fortalezas de los babazorros. "Quizás lleguen con dudas, pero pensamos que van a intentar dar el máximo. Creo que van a salir motivados para conseguir esos puntos que todos necesitamos para seguir creciendo", resaltó, ensalzando su alto grado de competitividad en acciones como segundas jugadas o duelos aéreos, su balón parado y su dupla atacante, Joselu y Lucas Pérez, tanto por sus cifras goleadoras como por su rendimiento.

Nada hecho

La situación de desahogo en la tabla puede invitar a pensar que el Real Valladolid está salvado, pero su técnico descarta que así sea, y por eso apela internamente "a ejemplos de cosas que han podido pasar en ligas anteriores" para demostrarlo. "No podemos despistarnos, tenemos que trabajar lo que depende de nosotros e intentar llegar a los 40-41 puntos. Tenemos que hacer otro gran partido como los que estamos haciendo después de parón", reiteró Sergio.

Ante el final exprés, la preocupación por el físico continúa, y por eso el cuerpo técnico revisará "la repercusión del tremendo esfuerzo del otro día" antes de decidir qué hacer mañana sábado. "Estamos utilizando a todos y priorizando al que esté bien físicamente para poder competir. Las diferencias entre todos son muy escasas. Es importante valorar esfuerzos y ver cómo están tanto los que jugaron contra el Levante como los que no, que tendrán ganas de volver a hacerlo", ponderó el técnico del Pucela, que sumó a las bajas ya esperadas la de Míchel, que sufre una microrrotura en el aductor.

Como él, no estarán Caro, Pedro Porro, Matheus Fernandes ni Sandro. No obstante, la confianza en el bloque continúa firme por individualidades como la de Ben Arfa. "Tenemos una plantilla de 25 futbolistas. Está en unas condiciones perfectas para utilizarlo o no; es una opción, como la de Miguel u otras. Estamos fortaleciendo la sensación de que todos son importantes para nosotros", dijo, visiblemente molesto.

El franco-tunecino jugó contra el Sevilla como segundo punta, con el fin de buscar opciones más combinativas. Contra el Levante fue Óscar Plano quien jugó ahí, "para que pudiera conducir y hacer daño en las transiciones". Con todo, Sergio González no descartó poder seguir apostando por esa vía, como tampoco volver al 4-4-2, que le daría "presencia física y juego aéreo" en otro partido importante para los blanquivioletas.