REAL MADRID:

Rodrygo gana la carrera

Revitalizó el ataque blanco ante el Getafe y se está imponiendo en la disputa por la banda derecha del Madrid. Zidane y su staff, encantados con el brasileño.

Rodrygo se hace hueco para el sprint final por la Liga. La banda derecha es el único frente del tridente ofensivo sin dueño claro hasta que Asensio esté al cien por cien y el brasileño está ganándose a Zidane. Ante el Getafe, de hecho, el marsellés introdujo a los dos juntos ante el Getafe cuando el Madrid no lograba desenmarañar el sistema de Bordalás, pero su idea fue significativa: Asensio a la izquierda y Rodrygo a la derecha. "Han sido claves", reconoció después Zizou. "Faltaba frescura arriba".

Zidane quiso ensanchar el campo con ese doble cambio y el brasileño hizo mella. Tanto que Bordalás quitó a Cucurella para contrarrestarle porque no estaba pudiendo sostener la velocidad del 27 madridista en las ayudas a Olivera. Una insistencia en ese flanco que terminaría dando frutos en el penalti a Carvajal. Le añadió un condimento que Zidane viene pidiéndole con insistencia, también a Vinicius: sacrificio defensivo. Su mapa de calor muestra, en comparación con el de Asensio en la otra banda, que redobló esfuerzos ayudando a su lateral.

El mapa de calor de Asensio en la banda izquierda (zona superior) y el de Rodrygo en banda derecha (zona inferior).

Es el candidato a inquilino de esa banda derecha que más ha jugado desde la vuelta del parón. Han sido 113 minutos repartidos en tres partidos (61' ante el Eibar y 26' ante Espanyol y también contra el Getafe), por delante de futbolistas del peso de Bale (100') y dos que ni han tenido siquiera presencia aún en el Real Madrid desconfinado. Lucas Vázquez, baja médica los cinco primeros partidos y suplente ante el Geta, y Brahim, hundido en las profundidades de la rotación. Caso aparte es Asensio. Zidane se mantiene firme a su plan para introducirle con mucho tiento. Eso genera oportunidades que cada vez se inclinan más hacia el lado de Rodrygo.

"Está entrenándose muy, muy bien..."

Entre otras razones, porque se reincorporó en Valdebebas tras el paréntesis liguero con un nuevo físico. Había ganado cerca de tres kilos de músculo, especialmente en el tren inferior, ahora más poderoso. "Gente de dentro me dice que está entrenándose muy, muy bien", reveló Álvaro Benito en Carrusel tras una de las primeras cabalgadas del brasileño ante el Getafe. El staff técnico está contento con él y Rodrygo es la muestra de que Zidane es flexible. Antes del parón por el Covid-19, el galo le indicó temporalmente el camino del Castilla para que tuviera minutos y no se oxidase en la grada. Ahora se los da con una Liga sobre la mesa.