CHELSEA

El megaproyecto que prepara el Chelsea 2020/21

El Chelsea ha fichado oficialmente a Ziyech y Werner, y tiene una lista de objetivos que le colocarían entre los candidatos serios para ganar la Premier

El megaproyecto que prepara el Chelsea 2020/21

El Chelsea está firmando una vuelta de la competición oficial en Inglaterra positiva. El conjunto de Frank Lampard puede ser considerado uno de los equipos que mejor le ha sentado el parón en términos deportivos, pese al último tropiezo frente al West Ham. La dinámica del conjunto Blue parecía descendente, a la baja, justo cuando llegó la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Ahora, viendo sus primeros resultados tras la reanudación, parece que estos meses de pausa han servido de calma, reflexión y recarga de baterías físicas.

Sin embargo, muchos de los titulares del Chelsea están siendo relacionados al mercado de fichajes, están siendo orientados a un proyecto 2020/21 que empieza a ser considerado como uno de los más atractivos e interesantes en el contexto de las islas británicas y en el viejo continente. Varios fichajes ya oficiales, rumores que podrían concretarse y algunas medidas que parece que van a llevarse a cabo ya han hecho instalarse en Stamford Bridge uno de los grandes focos para los próximos meses.

¿Por qué el proyecto del Chelsea parece tan interesante?

Ziyech y Werner, oficiales.

Si el Chelsea se ha convertido en uno de los grandes focos para la próxima temporada mucho tiene que ver que ha confirmado dos nuevas caras. Y no dos caras cualesquiera. El club londinense ha sellado oficialmente los fichajes de Ziyech (procedente del Ajax de Amsterdam) y de Timo Werner (procedente del RB Leipzig). Dos de los futbolistas más en forma del fútbol europeo desde la pasada temporada que, tras una inversión cercana a los cien millones de euros, jugarán en Stamford Bridge a partir del próximo curso. Dos movimientos de mercado que han demostrado virtudes como el convencimiento de tener claros sus objetivos y la inteligencia para haberse adelantado al resto de equipos.

Chilwell, objetivo para el lateral zurdo.

Sin ser oficial, es uno de los principales rumores y nombres que están sonando desde hace semanas en las islas británicas. El lateral izquierdo inglés del Leicester se ha confirmado como una de las mejores noticias para el seleccionador inglés, Gareth Southgate. Con permiso de Robertson (Liverpool), uno de los laterales zurdos de la temporada en la Premier League. En el Chelsea lo saben, y estaría siendo tanteado muy seriamente para firmarle de cara a la próxima campaña. Es joven (23 años), suma dos temporadas a un nivel muy alto y las dudas de Lampard respecto a Marcos Alonso (lejos de su mejor nivel) y Emerson (actor secundario) podría hacer que el club hiciera un esfuerzo económico importante para que saliera en próximos meses del King Power Stadium. Objetivo número uno.

Willian y Pedro, bajas.

El Chelsea perderá a dos piezas claves de los últimos años. Dos jugadores relevantes, como Willian y Pedro, apuntan a su salida este verano. Pedro Rodríguez lo tiene prácticamente hecho con la Roma, mientras que en el caso de Willian por ahora no ha sido relacionado directamente a un club concreto, pero sí ha confesado personalmente que abandonará el club. Dos salidas que dejarán hueco en la plantilla para posibles refuerzos y, además, hará que el Chelsea se ahorre aparentemente dos de las fichas más altas de la plantilla. Dos salidas que se dan por hecho, que parecen seguras, y que generarán movimiento en el mercado veraniego Blue.

Jugadores en el aire.

Existen dos casos más de posibles salidas, aunque con un menor porcentaje de producirse actualmente. Si Pedro y Willian han dejado caer oficialmente que se marchan, no es así el caso de Kanté y Jorginho. Ambos jugadores se han convertido en focos de rumores para salir en caso de que lleguen ofertas importantes al seno Blue. Abramovich está dispuesto a realizar una gran inversión este verano, pero por otra parte también deberá producirse un equilibrio económico que actúe de balanza para que las arcas no se tambaleen. Así, ante este contexto, jugadores como Kanté (deseado por grandes europeos como Real Madrid o Paris Saint Germain) o Jorginho (deseado por Maurizio Sarri en la Juventus, donde ya coincidió en Nápoles y Londres) se convierten en candidatos a salir, tanto por posible overbooking en la 'operación renove' como desde el punto de vista de salidas que puedan dejar cifras altas en materia de dinero.

La Premier League como prioridad.

En Inglaterra el fútbol es cultura y, por raro que parezca, para muchos aficionados la Premier League es prioridad absoluta. Incluso por delante de la Champions League. Una realidad cultural que convierte en el campeonato liguero en un objetivo real e importante en el Chelsea. Los de Londres son uno de los equipos más relevantes en materia de títulos desde el año 1992 (cuando entró en vigor el nuevo formato liguero), pero suman ya varias temporadas sin llevarse la medalla dorada a final de curso. Así, volver a ganar, o plantar cara seriamente en el contexto doméstico, será el gran objetivo del Chelsea la próxima temporada. Una tarea complicada viendo el enorme potencial deportivo de equipos como Liverpool y Manchester City. Por ello, ante rivales de tal magnitud, el Chelsea prepara un proyecto que pueda ser considerado de verdad candidato a la victoria para volver a levantar al cielo inglés el trofeo de la Premier. La clasificación, o no, para la próxima edición de la Champions League es importante. Sin duda, pero volver a ser un equipo competitivo en Inglaterra es uno de los objetivos ya marcados en rojo.

Más presión para Frank Lampard.

La primera temporada de 'Super Frankie' ha sido más que positiva. Partiendo de un contexto diferente, desvirtuado, quizás incluso cómodo para él (por la sanción sin fichar sufrida por el Chelsea) la campaña de los Blues ha sido productiva. Con un proyecto 'doméstico' basado en jugadores de la plantilla 2018/19, con jugadores cedidos que tuvieron su oportunidad, con sólo Pulisic como fichaje real (fue fichado antes de la sanción) y con la importante salida de un jugador como Eden Hazard. Así se presentaba la vuelta a casa de Lampard al Chelsea. Pero ahora, presión por partida doble. Por un lado, superado el primer curso y la primera prueba con nota. Pero, por otro lado, con un proyecto 2020/21 que tiene pinta de ser importante a nivel deportivo y, sobre todo, económico. La gran inversión de Abramovich subirá el nivel de exigencia para el técnico inglés. Su papel de leyenda del club se verá sometida, ahora sí, a un contexto normalizado. Deberá responder con resultados serios a la gran cantidad de dinero que van a invertir este verano.