REAL MADRID

El césped retráctil del Bernabéu se retrasa un año

La obra requiere sortear los inconvenientes del entramado del subterráneo del Bernabéu, lo que aumenta la complejidad de la obra.

Las obras del imponente futuro Bernabéu continúan avanzando a un ritmo vertiginoso, sobre todo en la parte relacionada con la colocación de la nueva infraestructura para que se pueda colocar un techo retráctil que cubrirá por completo el estadio de La Castellana. De hecho, en la parte del fondo norte ya se ha desmontado la última parte de la antigua estructura del viejo techado y se ha instalado la torre que ayudará a instalar la nueva cubierta. No hay que olvidar que el ambicioso plan prevé la instalación de un marcador electrónico de 360 grados (inédito hasta ahora en ningún estadio de fútbol) y que el cubrimiento por entero del techo facilitará la celebración de eventos como conciertos musicales, congresos, etcétera. No sólo será para proteger a los aficionados en los días de partidos que llueva.

Pero lo que tendrá que esperar unos meses es la instalación definitiva del césped retráctil, sin duda la parte más complicada y estratégica del ‘Nuevo Bernabéu’. Estas imágenes tomadas en el estadio hace unos días reflejan que el impresionante túnel que se había levantado en el centro del antiguo terreno de juego (hace semanas que el césped ha sido suplido por la tierra y las excavadoras) se encuentra ahora cerrado y sellado. La razón es sencilla. La obra del césped retráctil requiere no solo profundizar 25 o 30 metros para establecer la estructura para instalarlo (incluye la colocación de unos raíles especiales para permitir su colocación y retirada antes y después de los partidos), sino sortear los inconvenientes del entramado del subterráneo del Bernabéu (el Metro está cerca), lo que aumenta la complejidad de la obra.

Dado que para el 12 de septiembre está previsto que dé inicio la próxima Liga (2020-21), no es descartable que el Consejo Superior de Deportes y LaLiga pacten la posibilidad de que entre parte del aforo a los campos (se ha especulado con el 30%), lo que obligaría a poder ubicar en el Bernabéu a unos 25.000 aficionados. Dado que en dos meses no habría tiempo material para finalizar esa parte de la obra, se ha preferido sellar de momento el túnel que se había abierto en el terreno de juego y reanudar los trabajos al respecto al término de la próxima temporada, donde se aprovecharía el parón del verano para acelerarlos y consumarlos. En lo que resta de esta Liga no hay problema. Tanto esta noche, ante el Getafe, como ante el Alavés (viernes día 10) o el Villarreal (jueves día 16) el equipo de Zidane completará los tres encuentros de Liga pendientes en el Di Stéfano a puerta cerrada. De momento la nueva casa del Madrid ha dado suerte a los blancos. Tres partidos, tres victorias sin fallo. Eibar (3-1), Valencia (3-0) y Mallorca (2-0) pueden dar fe de ello…