REAL MADRID-EIBAR

Mendilibar: "Es imposible que un futbolista juegue los 11 partidos que quedan"

El técnico del Eibar está preocupado por las lesiones que surgirán, porque cree insuficiente las 72 horas de recuperación entre jornada y jornada.

José Luis Mendilibar, entrenador del Eibar, afirmó el viernes que "es imposible que un futbolista juegue los 11 partidos que quedan" al referirse al reinicio liguero de Primera División, que para el equipo guipuzcoano comenzará con la visita al Real Madrid el domingo (19.30 horas) en Valdebebas.

El técnico de Zaldibar lo dijo pensando en su plantilla y en la forma de jugar de los azulgranas, quienes hacen un gran derroche físico en los encuentros, por lo que son perjudicados en una 'nueva liga' en la que habrá que disputar duelos cada 72 horas, sin tiempo de respiro. La Primera División arranca tres meses después del parón por el coronavirus, que provocó dos meses de confinamiento en casa, una época en la que los jugadores apenas pudieron mantener su actividad física. En la vuelta a la actividad, se han ejercitado 5 semanas, pero sólo las dos últimas han podido ejercitarse en grupo, es decir todo el plantel a la vez.

"No hay tiempo material de recuperación de un partido a otro. No ha habido ninguna competición, ni mundiales, ni europeos, ni olimpiadas, en la que en cinco semanas juegues once partidos", destacó. "Venimos de donde venimos (refiriéndose al estar encerrados en casa sin poder ejercitarse con normalidad durante dos meses) y no hemos entrenado para competir a ese ritmo. Va a ser imposible que un jugador dispute los 11 partidos", advirtió.

Se mostró preocupado por las lesiones que afectarán a los deportistas, porque consideró insuficiente las 72 horas de recuperación entre jornada y jornada liguera. "Tengo dudas y miedo al cuarto, quinto o sexto partido, cuando hayas jugado, y la gente no haya recuperado", explicó.

"Creemos que el equipo está bien, pero no tenemos ninguna referencia. Hemos entrenado en grupo sólo dos semanas y sin disputar ningún partido amistoso. Hemos jugado entre nosotros, pero no es lo mismo. Creemos que los entrenamientos han ido bien, hemos tenido suerte con las lesiones", indicó. Y es que la única baja por este motivo es la de Iván Ramis. El capitán azulgrana se recupera de una artroscopia de la rodilla derecha a la que fue sometido el 19 de febrero para realizar una limpieza de adherencias internas que le impedían realizar su actividad profesional diaria.

A Mendilibar no le gustan las nuevas normas que han llegado con el 'nuevo fútbol' y se mostró crítico con los cinco cambios por partido; ya que, a su juicio, benefician a los grandes, como el Real Madrid, que disponen de planteles más compensadas y más jugadores desequilibrantes para el rival. "Las plantillas de los grandes también marcan diferencias, no solo los once que salen al principio. Los campeonatos no los ganan once jugadores, los ganan la plantilla completa. Con los cinco cambios tienen ventaja las plantillas de los equipos grandes", resaltó.

El Real Madrid dirigido por Zinedine Zidane es el segundo clasificado y, junto al líder Barcelona, aspirante al título liguero. "Ellos calidad tienen y eso no han perdido durante el parón. Si físicamente están peor, lo van a notar en la calidad según transcurran los minutos", manifestó.

Es una incógnita lo que puede ocurrir en el retorno a la competición y se refirió al primer partido, el Sevilla-Betis (2-0), disputado a puerta cerrada, sin aficionados, el jueves pasado. "Hemos visto el partido entre el Sevilla y el Betis, y en el segundo tiempo muchos jugadores pidieron el cambio y llegaron muy justitos", señaló.

El Eibar de Mendilibar tiene una forma de actuar que es la misma en casa y fuera, presionando arriba al rival para intentar robar balones cerca de la portería contraria. Su estrategia funciona si se desarrolla bien, pero plantea problemas si no se lleva bien a cabo. "Lo que más me preocupa es sentirnos nosotros a gusto, con confianza para hacer lo que tenemos que hacer. Enfrente vamos a tener un gran equipo y unos grandes jugadores. Me da más temor el respeto que podemos tener al rival por no saber en qué momento estamos", reconoció.

Ante el maratón de encuentros que se avecina, será clave la rotación de hombres, sobre todo en un conjunto eibarrés que lidera las estadísticas en cuanto a kilómetros corridos e intensidad de juego. Y más teniendo en cuenta que la plantilla azulgrana es la más veterana de Primera. "Nos cuesta más recuperar", admitió.

De los 24 jugadores del plantel, tiene 23 disponibles (todos menos Ramis), aunque frente al equipo blanco también será baja Gonzalo Escalante al estar sancionado por acumulación de amonestaciones. "Tenemos 23 futbolistas en la plantilla y parece que podemos jugar contra el Madrid con un equipo y contra el Athletic Club (refiriéndose al duelo del miércoles 17 en Ipurua) con otro. Hay gente que ha jugado muy poco. Y coger la responsabilidad o tener la capacidad para, de repente, jugar dos partidos seguidos. O jugar, y al siguiente descansar, no es fácil", advirtió.

Temor a que algunos jugadores con contrato se vayan el 30 de junio

Mendilibar admitió su temor por la circunstancia de que algunos jugadores con contrato en vigor hasta el 30 de junio, dejen el club en el que militan actualmente sin haber acabado la competición, que se prolongará de forma excepcional hasta mediados de julio.

"No escucho a nadie hablando de eso. Se ha confirmado los cinco cambios por encuentro, que se va a jugar sin público, pero nadie ha dicho que obligatoriamente un jugador tiene que seguir cuando acabe contrato. Va a llegar el 30 de junio y algunos equipos, quizá nosotros, van a tener tres o cuatro jugadores menos. ¿Y ahí qué pasa? ¿Tiene que seguir jugándose? Cambia todo y no lo veo justo", denunció.

En el caso del Eibar hay seis futbolistas cuya relación contractual termina el último día del presente mes: Fabián Orellana, Pedro León, Gonzalo Escalante -los tres eran titulares hasta que se paró la liga en la jornada 27-, Charles Dias de Oliveira, Pablo De Blasis, e Iván Ramis. Además, en el caso de uno de los dos cedidos que llegaron en enero, Sebastián Cristóforo, su préstamo también finaliza el 30 de junio.