REAL MADRID

El Madrid sólo podrá llevar 2.000 aficionados al Di Stéfano

Aprobado el Real Decreto que permite jugar con público y con el Bernabéu descartado por las obras, se podrían poner gradas supletorias como en 2012.

La nueva instrucción que ha marcado el Real Decreto que permitirá que las últimas jornadas de Liga haya un 30% de aforo en los estadios de Primera División supone un inconveniente para el Real Madrid (igual que para Levante y Osasuna). No obstante, en el seno del club blanco se acepta la situación porque se entendió en su momento que, al dictaminar el Consejo Superior de Deportes (CSD) que ya no iba a haber público al menos hasta la próxima Liga, era un momento idóneo para agilizar las obras de modernización del Bernabéu.

Hace un mes y medio el escenario era totalmente distinto y con una perspectiva tan pesimista que todos en la entidad entendían como inteligente y lógica la decisión tomada de trasladar los partidos de Liga que le quedan al equipo de Zidane a Valdebebas. Dado que no tiene solución, que hasta agosto sería imposible adecuar el césped del Bernabéu para acoger encuentros, en el Madrid se explica que en el Di Stéfano se dan las comodidades y las situaciones de seguridad impuestas por Sanidad para recibir sin problemas al 30% permitido del aforo total.

Antecedente con el Castilla en 2012

Como la capacidad del Di Stéfano es de 6.000 aficionados sentados, eso permitiría la entrada de unos 2.000 seguidores blancos para las jornadas restantes. No obstante, existe la posibilidad de instalar gradas supletorias en ambos fondos, lo que podría permitir que se ampliase el aforo en unas 3.000 localidades más, con el consiguiente incremento respetando ese 30% del Real Decreto.

Hay un precedente exitoso del club, que fue en 2012 para el partido de vuelta del playoff de ascenso de Segunda B a Segunda que enfrentó al Castilla de Nacho, Lucas Vázquez, Jesé o Morata contra el Cádiz. Eso permitió que hubiera casi 9.000 espectadores celebrando el triunfo. Un buen recuerdo.

El calendario del Real Madrid hasta el final de la Liga.