ATLÉTICO DE MADRID

Diego Costa, goleador de verano

Desde su regreso al Atlético, dos de sus partidos más destacados fueron la Supercopa de Europa de 2018 y el 3-7 al Madrid del pasado verano. La vuelta de los parones le sientan bien.

Diego Costa, en un entrenamiento del Atlético.

Diego Costa ha vuelto fino a los entrenamientos del Cerro, y eso es algo que también contamos en anteriores pretemporadas. Desde que ha regresado al Atlético, el delantero ha demostrado ser un buen goleador de verano. De volver lanzado de los parones, aunque sin conseguir darle continuidad. En esta ocasión se acerca un tramo intensísimo de competición para ver al mejor Atleti y al mejor Costa. Si el ariete empieza como en otras ocasiones, le será de gran ayuda al Cholo.

Casualidad o no, sus partidos más recordados en esta última etapa como rojiblanco han llegado en verano. En 2019 fue al otro lado del océano: el 3-7 al Real Madrid. Diego Costa recordó a su mejor versión y dinamitó el derbi con cuatro goles en 51 minutos y la sensación de que La Pantera había vuelto. No obstante, era un amistoso en Estados Unidos, pero ilusionó igualmente verle liderar al Atlético en el campo.

En 2018 sí que había un título en juego, la Supercopa de Europa. Y no tardó ni un minuto en dar un puñetazo en la mesa: le ganó la batalla a Ramos y Varane y marcó el primero en Tallín. En la segunda parte hizo el segundo. Las expectativas se dispararon entre la afición rojiblanca, que soñaba con ver al Costa dominador de la 13-14. El 15 de junio de hace dos años, casi ya en verano, Diego regaló su mejor partido con la Selección, aquel doblete a Portugal en el Mundial de Rusia.

Aunque sus grandes arranques no se dan sólo con el calor. Su reestreno con el Atlético fue en enero de 2018. El club estaba sancionado por la FIFA y no pudo inscribir al ariete hasta el mercado de invierno, por lo que le tocó entrenarse y esperar todo el otoño. Pasaron las Navidades y llegó el debut: gol en Copa al Lleida; tres días después, otro gol al Getafe. En el cuarto partido, al Sevilla, volvió a marcar. La racha prometía.

Se ha cumplido en las tres anteriores pretemporadas de Diego Costa: regresa como un tiro, con goles, con actitud y liderazgo y levantando ilusión. A cambio, luego no supo mantener el ritmo, con sequías preocupantes. En esta ocasión, no celebra un gol desde octubre, si bien ha sido operado de una hernia cervical y llevamos tres meses sin competición. En invierno se machacó para llegar a tope a la cita contra el Liverpool y cumplió con los plazos, pero el fútbol se truncó para todos. En una semana el Atlético viaja a Bilbao y tres días a Pamplona, donde logró su primer hat-trick como rojiblanco (2011). ¿Se verá al Costa feroz de los arranques o al dubitativo de antes de este parón?