ATHLETIC

El Athletic postAduriz sale a la conquista de plaza europea

El equipo de Garitano estaba en un buen momento cuando llegó el parón por la pandemia, pero confía en retomarlo, con la ambición de tener cerca el séptimo puesto.

El Athletic postAduriz sale a la conquista de plaza europea
Athletic club EFE

El Athletic se blindó ayer en San Mamés en el ensayo de general de cara al regreso a la competición del domingo próximo ante el Atlético. El parón le llegó cuando estaba en un buen momento, con la clasificación para la final de Copa en el bolsillo y en la fase de 'escalada', si se permite el término, hacia los puestos europeos vía Liga. Pero por el camino ha perdido a Aduriz, su jugador más influyente del presente siglo, el emblema de la última década. Una lesión de cadera le aparta del fútbol. El donostiarra llevará a cabo su recuperación en Lezama, al lado de sus compañeros.

Aritz deja como último servicio al club una chilena fabulosa en la primera jornada ante el Barcelona. Entre Williams, Raúl García y el joven Villalibre deberán hacer llevadera su ausencia. Los dos primeros son, junto al capitán Muniain, las piezas básicas ofensivas de un equipo reconstruido por Gaizka Garitano desde la defensa y la solidaridad para darle el músculo competitivo de siempre. El tercero, Villalibre, es uno de los dos futbolistas que recupera Garitano tras superar una lesión de espalda de la que estaba a punto de reaparecer cuando llegó el parón. El otro es Oscar de Marcos, que durante el confinamiento cumplió los plazos de recuperación de la lesión de tobillo que le ha tenido casi toda la temporada de baja.

Garitano debe despejar si la vuelta la va a envolver en un 5-3-2, un sistema que le ha asegurado éxitos tras una etapa muy larga sin victorias, o prefiere no exprimir tanto a los laterales y se va al 4-2-3-1. En la primera semana recibirán al Atlético de Madrid y Betis en San Mamés y en medio visitan al Eibar en Ipurua. En ese periplo inmediato el Athletic quiere empezar a reducir la desventaja de cuatro puntos con la séptima plaza, ocupada por un Valencia que ya ganó en Bilbao, que es la que quiere alcanzar para estar el año que viene en Europa.

Pensar en más arriba se antoja precipitado ante los 8 puntos en los que le aventaja el sexto, el Atlético, y los 9 en los que le supera el cuarto, la Real Sociedad. Porque también tiene por delante, aunque a solo un punto, a Villarreal y Granada. El equipo nazarí, por cierto, le evoca al Athletic la inolvidable semifinal de Copa del Rey con Yuri de héroe. El mejor momento de la temporada junto a aquel último gol de Aduriz como león y otro con Williams de verdugo del equipo de Messi en cuartos de una Copa cuya final se jugará el próximo curso para que haya público en las gradas.

Precisamente fue ese aplazamiento el que dejó al Athletic sin opciones de billete europeo a la espera de que pueda conseguirlo vía Liga. Y ese es su objetivo para lo que será ya la era postAduriz. Unai Simón es el meta titular claramente. A Capa y Yuri nadie los va a desplazar de los carriles, mientras que Yeray e Iñigo Martínez estarán en el eje de la zaga, con Núñez en ocasiones reforzando más esa parcela. Dani García es intocable en la contención, con Vesga o Unai López de posibles socios. Y en el frente de ataque, dependiendo del sistema, Muniain, Raúl García y Williams son los fijos. Córdoba seguirá teniendo opciones e Ibai y Larrazabal pelearán por ellas. Como Villalibre. Con tantos partidos seguidos, habrá minutos para todos.