DORTMUND - HERTHA

¿Pero este no era su principal defecto? ¡Mamma mía, Achraf!

Se decía que centrar mejor era la principal asignatura pendiente del marroquí en ataque. Puso un centro raso, tenso, que pasó entre el portero y tres jugadores.