REAL MADRID

Simulacro en el Di Stéfano... sin Bale

A una semana de volver a la competición, la plantilla del Real Madrid se entrenó en el que va a ser el escenario de sus partidos ligueros: el galés se quedó fuera por pequeñas molestias

A falta de una semana para que el Real Madrid regrese a la competición liguera, la plantilla madridista se ejercitó en un horario inusual: a las 19:30 horas, en lo que debería ser una especie de simulacro para irse adaptando al horario en el que se medirá el próximo día 14 en el estadio Alfredo Di Stéfano, así como a las condiciones climáticas y a las dimensiones del terreno de juego (mide exactamente igual que el Santiago Bernabéu). Así, los jugadores blancos, se repartieron en dos grupos y disputaron un partidillo (acabaron 2-2) para que fuesen habituándose a lo que les va a esperar de aquí al final de temporada, tanto en casa como cuando tenga que jugar fuera. El único ausente de la sesión fue Gareth Bale que, algo sobrecargado y con molestias en un pie, no estuvo con el resto de sus compañeros. La composición de los onces fue: Courtois, Carvajal, Nacho, Varane, Mendy, Kroos, Modric, Reinier, Asensio, Benzema y James (estos vistieron de blanco, y fueron los ganadores en una tanda de penaltis). Hazard también jugó con los de blanco. De color verde se alinearon Areola; Millitao, Ramos, Casemiro, Marcelo, Valverde, Lucas Vázquez, Isco, Rodrygo, Vinicius y Brahim. 

Por tercera semana en el mes que llevan entrenándose, los madridistas se han ejercitado por sexta jornada consecutiva. El tener que jugar su encuentro en siete días facilita estas disposiciones temporales, pero Zidane (que participó como jugador en la inauguración de dicho estadio) no quiere perder tiempo. Quiere que todos sus jugadores estén disponibles y preparados (salvo Luka Jovic, que sigue con su proceso de recuperación, cuenta con todos). La plantilla lo sabe y acepta el reto de ganar esta Liga en unas condiciones nunca vistas. 

Hay que recordar que el Madrid ya tiene los permisos de LaLiga y de la Federación para disputar los seis partidos pendientes del Campeonato en Valdebebas. El club ha mejorado la iluminación del estadio Di Stéfano, ha instalado un sistema de publicidad estática más moderno y ha implementado la tecnología VAR, tal y como exigía la RFEF. En el caso de que el Madrid supere la eliminatoria de Champions contra el Manchester City, que aún está pendiente del partido de vuelta, el Club ya ha tramitado con la UEFA, vía federativa, jugar el resto de los partidos de la Copa de Europa también en Valdebebas